Más austeridad a cambio de 30.000 millones de euros para la banca

Más austeridad a cambio de 30.000 millones de euros para la banca

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El Presidente del Eurogrupo informa, por fin, de algunos puntos fundamentales del rescate bancario: las ayudas se recibirán a través del Frob, su importe, 100.000 € de los cuales 30.000 € de forma inmediata. El plazo, de un máximo de 15 años. Las condiciones: incremento del IVA, eliminación de deducciones en IRPF, implicación del sector público con nuevas modificaciones del Estatuto del Funcionario, más exigencia al sector financiero de nuestro país… y, la más importate, España tendrá que aprobar las notas cada trimestre, puesto que la supervisión europea es ineludible

Botiquín

Un mes después de haberse decidido a solicitar ayuda para el sector financiero español se van perfilando las condiciones impuestas por Europa para otorgar esta financiación extraordinaria. Será de nuevo el Fondo de Resolución Ordenada Bancaria -FROB- el encargado de repartirla a las entidades que así lo soliciten; así, estas ayudas seguirán contando como deuda pública, dado el aval del estado español a las entidades. Está previsto que este mecanismo se vea modificado por ayudas directas a los bancos tan pronto se articula la figura del supervisor bancario europeo.

Los préstamos no se entregarán de forma inmediata en su totalidad, si no que se irán transfiriendo por tramos siendo el primero de 30.000 M € y de carácter extraordinario, y se podrán reintegrar en un máximo de 15 años, con un vencimiento medio de 12,5 años, según la información facilitada por Jean-Claude Juncker, presidente el Eurogrupo. El importe máximo aprobado: 100.000 M €. Todo ello, bajo la supervisión trimestral de los progresos del país en materia de reducción del déficit. En este sentido, se ha obtenido una prórroga de un año para conseguir ese 2,8% de endeudamiento del estado,esto es, disponemos de tres años en lugar de dos para lograr el objetivo.

Una nueva batería de medidas urgentes

A cambio se precipitan las medidas de austeridad pero nos preguntamos en qué nos van a afectar. Se barajan diferentes cambios, tanto para la banca como para el España en genera:

  • Específicas para las entidades afectadas: Reestructuración o absorción. Las entidades que soliciten ayuda se verán obligadas a someterse a los requisitos impuestos por Europa, los cuales pasan por una redimensión del negocio a través del cierre de sucursales y reducción de personal, o bien, que se dejen absorver por otra entidad más solvente. Este punto, nos lo anticipaba hace unas semanas González, Presidente del BBVA, la reducción del número de entidades es inminente.

  • Genérica para el sector financiero. Se impondrán unas ratios de solvencia mucho más exigentes a todas las entidades, con el fin de contener posibles recaídas, así como nuevas provisiones para posibles impagos que minimicen las pérdidas del sector.

  • Incremento del IVA. Lo más probable es que vivamos una subida del impuesto por fases: de forma inmediata ciertos grupos de bienes y servicios que ahora mismo gozan de tasas reducidas y superreducidas (4% y 8%) pasen a formar parte del grupo al que se aplica el tipo general. Esta medida supondrá una fuente de recaudación importante puesto que la mitad de lo recaudado por el Estado proviene de estos dos grupos. Pese a que el presidente Balear, José Ramón Bauzá, afirma que su petición da Cristóbal Montoro de no subir el IVA del turismo ha sido bien acogida, todo apunta que hostelería y restauración tienen todas las papeletas para ver incrementada su contribución indirecta. Pasados unos cuantos meses, ya en 2013, veremos incrementados los tipos de los tres grupos.

  • Adiós a la deducción por adquisición de vivienda. Es evidente que esta deducción está siendo fuente de fuertes conflictos, puesto que recaudación e impulso del sector de la construcción, junto con la dificultad para obtener una hipoteca a día de hoy, están siendo incompatibles. Ahora mismo, lo más probable es que esta deducción desaparezca si bien en un principio la opción más factible es que no se produzca el cambio con carácter retroactivo. En este caso, quienes estén disfrutando de la misma estarían de enhorabuena, continuarían con ella durante la vida del préstamo.

  • Mayor productividad de funcionarios. Si bien el objetivo es reducir la partida de gasto, aparentemente se opta de forma inmediata por un incremento de la jornada semanal de los funcionarios con el fin de incrementar la productividad de los trabajadores del Estado. No se descarta en cualquier caso la supresión de una de las pagas extraordinarias, si no de forma inmediata, a lo largo de los próximos seis meses.

  • Control autonómico. La supervisión y control del déficit autonómico es un eje fundamental para encauzar el gasto del Estado. Su límite, el 1,5% del PIB.

  • Reducción de la fiscalidad del trabajo. Más que una reducción, hablamos de un traslado de la imposición: se propone una reducción de la imposición directa por rentas obtenidas a cambio de un incremento en la imposición indirecta. Esta opción de incrementar la carga impositiva del consumo se justifica por el incremento de la economía sumergida. Esta hipótesis está avalada por los resultados de renta disponible y consumo presentados por el INE del primer trimestre de 2012, en los cuales se refleja por primera vez en la historia desde que el organismo comenzó a tomar este tipo de datos, que los españoles hemos gastado más de lo que hemos ingresado durante el periodo de referencia.

En cualquier caso, no tenemos que esperar mucho para confirmar todas estas especulaciones,puesto que está previsto que mañana Mariano Rajoy presente en el Congreso la batería de medidas impuestas por el Eurogrupo, cuya versión definitiva se firmará el próximo día 20.

Archivado en Banca, España, Evolución económica, Rescate Banca
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs