Conceptos »

Nobel 1971: Renta disponible y bienestar social

Lucía Estrada Csaky

(Jarkov, 1901 – Cambridge, 1985) Simon Kuznets nació en Ucrania, terminó sus estudios en Estados Unidos, al que llegó con 21 años junto a su familia, de origen judío. Licenciado, postgraduado y doctorado en estudios en Ciencias Económicas en la Universidad de Columbia y, posteriormente, profesor en la la Universidad de Pennsylvania. Estudioso e investigador de los ciclos económicos, especialmente interesado en la medición del bienestar de los ciudadanos de un país. De igual modo que sus compañeros en los dos años precedentes, obtuvo el Premio Nobel en Ciencias Económicas como reconocimiento al análisis de la actividad económica mundial y, en especial, de los paises en vías de desarrollo.

Con 26 años entra a formar parte del personal investigador de la Oficina Nacional de Investigación Económica, de la que formó parte durante más de cuarenta años y durante la Segunda Guerra Mundial, los compaginó con la dirección adjunta de la Oficina de Planificación y Estadística y la dirección de investigación en el Comité de Planificación de la Oficina de Producción de Material Bélico. En la década siguiente, tuvo ocasión de profundizar en sus investigaciones gracias a su puesto de presidente del Consejo de Investigación de Ciencias Sociales de la Comisión de Crecimiento Económico, especialmente en cuestión de estudios comparados del crecimiento de diferentes países. A partir de los años 50 completó sus investigaciones económicas en Israel, posteriormente en China e India.

De su análisis cuantitativo en torno al ciclo de negocio y de sus propios contrastes empíricos, se obtuvo el ciclo de la construcción, cuya duración oscila entre los 15 y 25 años. Una de sus principales motivaciones consistió en el estudio de países en estado de subdesarrollo, así como la deducción de la relación entre los ciclos de crecimiento y la redistribución de la renta. Esto último ha quedado plasmado en la curva de Kuznets la cual refleja como en los inicios de un periodo de crecimiento es necesario un sobreesfuerzo de inversión que, de forma inmediata conlleva una mayor desigualdad económica, para luego comenzar a redistribuirse a través de un incremento de los salarios con lo que se apreciaría una mayor igualdad entre individuos.

En cualquier caso, pese a estudiar los temas de crecimiento a través de la renta per cápita, ha dejado constancia a través de una de sus frases célebres, que no consideraba que una mayor renta disponible supusiese un mayor nivel de bienestar social.