Inversiones, Mercados »

El Rincón del Inversor: ETF´s o fondos cotizados

David Pazos Carballal

Los fondos cotizados o Exchanged Traded Fund (ETF), son instrumentos de inversión híbridos entre los fondos de inversión y las acciones; de esta manera reúne la ventaja de la diversificación que ofrece la cartera de un fondo de inversión con la flexibilidad y rapidez que nos permite entrar y salir de este tipo de inversión por el hecho de estar cotizado, por ello podemos hacer operaciones intradía.

Por lo tanto los ETFs son, fondos de inversión cuyas participaciones se negocian y se liquidan exactamente igual a las acciones.

Se diferencian de los fondos de inversión tradicionales, pues en estos últimos el inversor puede comprar o vender participaciones del mismo a su valor liquidativo, que es el valor que se calcula al final de la sesión, mientras que en los ETFs o fondos cotizados se compran y se venden a través del SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español) como si de cualquier acción de la bolsa se tratase (de 9:00 a 17:35, con una subasta de apertura de 8:30 a 9:00).

Otra característica fundamental de estos, es que son fondos indexados, esto significa que generalmente intentan replicar el comportamiento de un determinado índice de referencia, por ejemplo en españa el IBEX35, o el EuroStoxx50 a nivel europeo.

Una ventaja de este instrumento es la elevada liquidez que tienen, pues esta está garantizada mediante la figura de los intermediarios o especialistas que son sociedades de inversión que se comprometen a ofrecer precios de compra y venta de las participaciones que cotizan en el mercado de estos fondos durante toda la duración de la sesión. Este especialista le aplica una horquilla entre el precio de compra y el precio de venta para llevarse un beneficio, esta horquilla debe cumplir unos parámetros que se establecen previamente a la admisión del producto a cotización y el cumplimiento de la misma está supervisado por la Bolsa.

Al estar estos fondos indexados, el inversor conoce exactamente la composición y el peso de cada valor en la cartera de inversión, pues el objetivo del mimo es replicar a la cesta que forma el índice de referencia. Esto hace que la gestión de estos fondos por parte de la gestora sea pasiva, es decir se limitan a hacer una cesta que se comporte como el índice de referencia a seguir, lo que lleva a que la comisión de gestión sea más reducida que en otro tipo de fondos de inversión.

En la Bolsa española, las principales gestoras de fondos fotizados son BBVA, Deutsche Bank y Lyxor. Existen diversidad de ETFs, tanto en los diferentes índices como dentro de un mismo índice con distintas modalidades, hay ETFs que replican al índice de forma inversa (obtenemos ganancias cuando el índice baja de cotización), o incluso hay fondos cotizados que se comportan de forma apalancada, por ejemplo si el índice de referencia varía 1 punto, el ETF varía 2 puntos, de esta manera nuestros beneficios (también nuestras pérdidas) pueden resultar más jugosos.

La tributación de las plusvalías obtenidas con este tipo de instrumentos será igual que las de las acciones, y al tratarse de operaciones asimiladas a la compra venta de valores en bolsa tributaremos cada vez que cerremos la operación, al contrario que en los fondos de inversión tradicionales en los que podíamos traspasar la inversión de un fondo a otro sin pasar por caja en hacienda.

¿Alguien se anima con los ETFs?