Actualidad, Fiscalidad »

La subida del IVA en la compra de vivienda: casas nuevas a un 10% de IVA

David Pazos Carballal

El sector inmobiliario, señalado por parte de todos, junto con sus amigos los bancos, y a nosotros mismos por excedernos en nuestras posibilidades, como causantes de la crisis económica, que azota nuestro país en la actualidad, cada vez lo tendrá más difícil. La nueva reforma del IVA pondrá las cosas más complicadas a aquel aventurado, que todavía quiere y puede comprarse una casa.

La primera medida desincentivadora por parte del ejecutivo fue la supresión de la deducción a la vivienda habitual. La misma había sido recuperada en diciembre con la puesta a la cabeza del nuevo gobierno de Mariano Rajoy, pues había sido una de sus promesas electorales. Finalmente meses después, tras las recomendaciónes, o casi imposiciones desde el frente europeo, ésta ha sido suprimida. Aquellas viviendas que se compren después del 31 de diciembre de 2012 no se verán beneficiados de la desgravación fiscal. ¿Cómo nos afecta ello?

Imaginemos que compramos un piso por el que pedimos un préstamo, el piso nos cuesta 100.000€, más el 4% de IVA, 104.000 €, a pagar a 10 años. Podremos deducirnos el 15% de lo que destinemos a pagar anualmente la vivienda con un tope de 9.040 €, por lo tanto podríamos deducirnos un máximo de 1.356 € al año (13.560€ en total). Esta cuantía de ahorro fiscal a partir de 2013, se esfumará.

El segundo hachazo que ha lanzado el gobierno a la venta de viviendas es la elevación del IVA de la vivienda nueva, del tipo super reducido del 4%, al tipo reducido del 10%. Tranquilos, todavía nos quedan unos meses para comprar nuestro adorable hogar, pues la subida se hará efectiva a partir de 2013 ¿Como afectará este cambio a nuestro bolsillo?

Retomando el ejemplo anterior, nuestra casa de nueva construcción con una base imponible de 100.000 €, tendremos que pagar el 10% de IVA, por lo que nuestro adorable piso, nos quedará en 110.000 €.

¿Cuanto se ha incrementado el precio de compra de nuestro piso de nueva construcción?

Pasaría de un precio de 104.000 – 13.560 = 90.440 € (obviaremos los posibles intereses que paguemos al banco) a un precio de 110.000 €. Como podéis observar el precio de nuestra vivienda se ha encarecido en un 21,62%, una subida nada despreciable, con este incremento a ver quien se compra un piso a partir del 1 de enero de 2013.

Cabe recordar, que las viviendas de segunda transmisión cuando el vendedor sea una persona jurídica están exentas de IVA. Y aquellas en las que el vendedor sea una persona física estarían no sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido. En estos casos la venta estará sujeta al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Con las inmobiliarias al borde del fallecimiento dudo mucho que tengan margen de maniobra para reducir precios y asumir estos incrementos de precio producidos por efectos fiscales. La única expectativa es que los bancos tiren la casa por la ventana y deseosos de sacarse de balance activos tóxicos vendan los pisos casi regalados.

Debido a esto, es muy probable que se sobrecaliente levemente el mercado inmobiliario en los últimos meses del año y las empresas inmobiliarias aprovechen los últimos meses del año para hacer su agosto incrementando levemente los precios.