Empresas, Internacional »

Las mayores burbujas de la historia III: La Compañía del Mississippi

Daniel Murias

Al inicio del siglo XVIII la economía de Francia se encontraba sumida en una depresión. El estado estaba profundamente endeudado y los impuestos eran altos. A mayores, los franceses controlaba la colonia de Louisiana, un vasto asentamiento en el interior de América del Norte. La colonia de Louisiana incluía el distrito de Natchez y el área a lo largo de la Costa del Golfo de Mississippi ahora conocida como Mississippi. Francia fue el primer país europeo en establecerse en esta zona de Norteamérica (1699-1763).

El territorio americano era mucho mayor que Francia pero los franceses no estaban al tanto de ello. Sin embargo, poco a poco la voz se fue extendiendo y se supo que esta tierra era rica en plata y oro que eran los materiales de la moneda francesa.

El entorno de crisis económica francesa era un suelo fértil para las ideas económicas y monetarias de John Law (1671-1729). Law fue un financiero escocés nacido en Edimburgo. Era un colorido personaje que ha sido descrito como alto, apuesto y vano, con una gran pasión por las mujeres y el juego.

Cuando Law llegó a Francia en 1714, renovó su relación con el sobrino del Rey Luis XIV, el Duque de Orleans. El Duque pasó a ser el Regente de Francia después de la muerte del Rey en 1715. El regente llevó las riendas mientras que el heredero del trono, el niño de cinco años Luis XV, era aún menor de edad. El Duque resaltó la destreza financiera de Law y escuchó sus consejos y recomendaciones de resolver el desastre financiero de Francia causado por años de imprudente gasto bajo el reinado de Louis XIV.

Esta asociación con el Duque de Orleans aseguraría la presencia de Law en la historia. No solo por el avance del uso del papel moneda, sino porque la palabra francesa millonario empezaría a usarse como resultado de su plan — la Compañía del Mississippi.

En 1716 Law convenció al gobierno francés para que le dejase abrir un banco, el Banco Generale, que podía emitir papel moneda. Los billetes estaban abalados por las reservas de oro y plata del banco y circularía como medio de cambio. El papel moneda era un nuevo concepto para los franceses; el dinero para ellos tradicionalmente era el oro y la plata. Law creyó que los billetes incrementarían la circulación de dinero y con ello el comercio. Esta circunstancia ayudaría a reactivar las finanzas del gobierno francés.

En agosto de 1717, fundó la Compagnie d’Occident (Compañía de Occidente) a la que el estado francés le otorgó el control del comercio entre Francia y sus colonias canadienses y sus tierras en Louisiana. En Canadá, los franceses comerciarían con pieles de castor y en la colonia de Louisiana con metales preciosos.

La colonia se extendía a lo largo de 3000 millas desde la desembocadura del río Mississippi a parte de Canadá. Incluía los estados actuales de Louisiana, Mississippi, Arkansas, Missouri, Illinois, Iowa, Wisconsin, y Minnesota. La conexión de la colonia de Louisiana con el río Mississippi le dio a la compañía su nombre más famosos, La Compañía del Mississippi.

La compañía de Law tenía la exclusividad del comercio en el territorio por 25 años; nombraría su propio gobernador y sus funcionarios en la colonia y daría los permisos a los potenciales promotores. En contraprestación, debía aceptar la responsabilidad de transportar 6000 colonos y 3000 esclavos a la colonia antes del final de su fuero.

La financiación de las operaciones iniciales de la Compañía del Mississippi era sencilla. Law incrementaba el capital vendiendo acciones de la compañía y en su mayoría bonos estatales. Law aceptó un bajo interés en los bonos lo que ayudó a las finanzas francesas mientras aseguraba a la compañía un flujo de capital seguro. Resumiendo, a Law se le ocurrió una manera de financiar una gran empresa. El atractivo del oro y la plata atrajo muchos inversores ansiosos en la Compañía del Mississippi.

Más tarde Law incrementaría el flujo de capital con una nueva actividad económica. De hecho la Compañía del Mississippi era una pequeña parte de un imperio mucho mayor que estaba a punto de crear. En septiembre de 1718, la compañía adquirió el monopolio en el comercio de tabaco con África. El Banco Generale de Law fue adquirido por el gobierno francés en enero de 1719 y pasó a llamarse Banco Royale. Law siguió a cargo, pero la corona garantizaba el papel moneda emitido por la compañía. En mayo obtuvo el control del comercio de las compañías con China y las Indias Orientales. Le cambió el nombre a su negocio entero por la Compañía de las Indias, pero la mayoría de la gente seguía llamándole Compañía del Mississippi. De hecho, Law controlaba ahora todo el comercio de Francia con el resto del mundo excepto con Europa.

La siguiente adquisición de la compañía fue el derecho de acuñar nueva moneda para Francia, y en octubre había obtenido el derecho de recaudar la mayoría de los impuestos franceses. En enero de 1720, Law fue nombrado Controlador y Superintendente General de Finanzas. Ahora controlaba todas las finanzas de Francia y la emisión de dinero. Eso a mayores de monopolizar todo el comercio exterior de Francia y el desarrollo colonial y a mayores era poseedor de la mayoría de la deuda estatal, con lo que había creado una fuente estable de ingresos para futuras empresas. En resumen, Law había creado el mayor y más prospero conglomerado de Europa.

Law sufragaba estas actividades y privilegios con nuevas emisiones de acciones de la compañía que podían ser pagadas con papel moneda (de su propio banco) o con deuda estatal.

El valor de las acciones de la Compañía del Mississippi creció dramáticamente según el imperio de Law se expandía. Inversores de toda Francia y Europa se abalanzaron sobre este nuevo mercado. El distrito financiero de París se volvió tan agitado por temporadas que se tuvo que enviar al ejército para mantener el orden. Las acciones de la Compañía del Mississippi empezaron alrededor de 500 libras tornesas (la moneda en curso en Francia por aquella época) en enero de 1719. Para diciembre de ese mismo año habían alcanzado las 10000 libras, con un incremento de un 1900% anual. El mercado se volvió tan seductor que la gente de la clase obrera comenzó a invertir pequeñas sumas de dinero con todo lo que podían reunir. Los nuevos millonarios eran algo de lo más común.

El punto débil en el plan de la Law era su indisposición a emitir más billetes para financiar las compras de acciones de la compañía. Los precios de las acciones comenzaron a caer en enero de 1720 cuando algunos inversiores comenzaron a vender acciones para convertir las ganancias de capital en moneda de oro. Para detener la ola de ventas, la Law limitó los pagos en oro a no más de 100 libras. El papel moneda emitido por el Banco Royale se hizo moneda de curso legal, lo que significaba que podían ser utilizados para pagar los impuestos y saldar la mayoría de las deudas. La compañía estaba tratando de hacer que la gente aceptará los billetes de papel en lugar de oro. Posteriormente, el Banco se comprometió a cambiar sus billetes por acciones de la compañía en el precio de mercado de 10.000 libras. Este intento de convertir acciones en dinero tuvo como resultado que inmediatamente se duplicase el dinero en circulación en Francia. No es de extrañar entonces que la inflación se disparase y así lo hizo alcanzando una tasa mensual del 23% en enero de 1720.

Law devaluó las acciones de la compañía en varias etapas durante 1720, y el valor del papel moneda fue reducido a un 50% de su valor nominal. En septiembre de 1720 el precio de las acciones de la compañía había caído a 2000 libras y a 1000 en diciembre. La caída del precio de las acciones facilitó que los enemigos de Law tomaran el control de la compañía al embargar las acciones de los inversores que habían comprado a crédito. Esto redujo las acciones en circulación en dos tercios. En septiembre de 1721, los precios de las acciones había caído a su nivel inicial de 500 libras.