Actualidad, Fiscalidad, Opinión »

Nuevas técnicas de recaudación: se incrementa la presión fiscal

Lucía Estrada Csaky

El pasado viernes la directora de la Agencia Tributaria, Beatriz Viana, durante el congreso de la Organización de Inspectores de Hacienda, comunicó en rueda de prensa su resolución en la elaboración de un profundo plan de reforma en la lucha contra la economía sumergida. Lo más polémico que ha filtrado en la misma es su intención de enviar a funcionarios como meros recaudadores a aquellos negocios y empresarios que mantengan deudas con la administración tributaria. ¿La recaudación? La caja del día, la cual será objeto de embargo.

Hasta el momento lo procesos de embargo no contemplaban este tipo de de recaudación. Pasando por el embargo de los saldos en cuenta corriente, embargo de bienes muebles, así como las notas de embargo preventivo sobre bienes inmuebles, pero en ningún caso incluían la visita en el propio domicilio -independientemente de si se trata del domicilio empresarial o personal- con el fin de meter mano en la caja del día.

Lo mejor, es que este tipo de acción se llevará a cabo en horario laboral y con total independencia de que se encuentren o no clientes en el local. Eso sí, únicamente se llevará a cabo como último recurso, si a través de otros métodos mencionandos anteriormente no es posible llevar a cabo el cobro. Los principales afectados: restaurantes, cafeterías, joyerías y tiendas de lujo.

En esta lucha contra la economía sumergida, el ministerio tiene previsto que se lleven acabo más de 12.000 visitas, además de actuaciones de oficio con el fin de investigar si existe o no fraude fiscal. Complementa a esta medida una batería de actuaciones clave que iremos viendo a lo largo de los próximos meses:

-Control de alquileres en las zonas turísticas: la inspección visitará apartamentos con el fin de comprobar si está todo correcto. Gracias a las nuevas tecnologías se identifica a los propietarios que ponen sus viviendas en alquiler, los cuales en muchas ocasiones no declaran los ingresos provenientes del arrendamiento en su declaración de la renta.

-Visitas a ferias: la Agencia Tributaria indica que la Inspección acudirá a casetas de ferias como la de abril en Sevilla, así como visitas a stands de ferias donde es habitual la actividad comercial. Esto incluye también los mercadillos, donde se comprobará el origen de la mercancía comercializada.

-Amarres en puertos deportivos: identificar a los titulares de las embarcaciones de recreo. Así entienden el yate como indicio de riqueza y se comprueban también los alquileres.

-Discotecas de verano: el objeto principal serán las inspecciones de trabajo así como el cálculo de las retenciones de los trabajadores, en función de su jornada real de trabajo. Además, este punto incluye la investigación exhaustiva de artistas y de todo tipo de intermediarios.

-Premios de lotería: además del nuevo impuesto que entrará en vigor el año que viene, el fisco investigará si los ganadores de premios tienen deudas contráidas con él. De ser así, se embargará aquella parte del premio que sa necesaria.

La cuestión es ¿conseguirán terminar con nuestra característica economía sumergida?