Actualidad »

Nuevo record en la tasa de paro con un 25,02%, ya tenemos 5.778.100 de parados en España

David Pazos Carballal

Cada trimestre el INE saca la información del paro, dicha información siempre es desoladora, lleva varios años sin darnos una buena noticia, y esto se refleja en todos los ámbitos de la economía. El pesimismo inunda multitud de hogares y el consumo baja por los suelos.

La cifra alcanzada a cierre del tercer trimestre del año supone una tasa de paro del 25,02%, es decir, de cada 4 personas en condiciones de trabajar y dispuestas a ello, tan solo trabaja una, es la tasa de paro más alta desde la serie de datos comparables del INE, que se remonta a 2001; utilizando series no comparables que datan de 1976 tampoco podemos ver una cifra de paro tan elevada en España. En el siguiente gráfico publicado en Expansión podemos observar la evolución de la tasa de paro en los últimos años.

Si consultamos datos en Eurostat podemos ver como países en los que supuestamente se está viviendo una situación más delicada que en España, sus tasas de desempleo son inferiores. Con datos a agosto de 2012, las tasas de paro de Grecia, Irlanda y Portugal son de 25,1%; 24,9%; y 15,7% respectivamente, tan solo nos supera Grecia, la señalada como la oveja negra de la Unión Europea. Es habitual leer artículos y comentarios de políticos intentando no meternos en el mismo saco que estos países intervenidos, cuando nuestros datos son peores.

Esta situación de desempleo alimentada por la desidia de una generación nini, es totalmente insostenible, y se está convirtiendo en una situación estructural de difícil solución.

Desde mi punto de vista en España, no se ha generado la fuerte alarma social que pueden verse en otros países, gracias al proteccionismo de la familia y a la economía sumergida, es habitual ver personas cobrando subsidio de desempleo haciendo trabajos en dinero negro, a nadie le molesta, y parece que no hacemos daño a nadie pues simplemente buscamos echar un trozo de pan a la boca, pero con estas prácticas cuando las mismas se realizan de forma repetitiva y generalizada lo único que conseguimos es hundir más el país.

Debemos cambiar la mentalidad, buscar salidas a la crisis de forma diferente, alimentar nuestra motivación y pensar cada día, que podemos salir de esta. Solo con nuestra entrega y dedicación saldemos de esta crisis; y si el estado pone de su parte poniendo un marco favorable a la creación de empresas, nos resultaría un poco más sencillo. Os recomiendo leer el artículo escrito por mi compañero Alberto Fernández: Emprender en España: una historia sobre la tristeza empresarial, en el que se trata el tema.