Actualidad, Mercados »

Banco Popular busca ampliar capital para tapar su agujero

David Pazos Carballal

Tras conocerse los resultados del test de estrés, la cúpula de la entidad no lo dudó y decidió cubrir el déficit de capital, declarado por la consultora internacional Oliver Wyman en 3.223 millones de euros en el escenario más adverso, con una ampliación de capital. El acuerdo de la entidad es ampliar capital por hasta 2500 millones de euros. Este golpe sobre la mesa, sitúa al banco en una buena posición y beneficia al sector bancario español frente a la opinión internacional.

Ha obtenido el respaldo de sus accionistas, entre sus principales denominados de referencia se encuentran la Fundación Barrié de la Maza (proveniente de Banco Pastor), la aseguradora Allianz, Credit Mutuel, Americo Amorim y la Unión Europea de Inversiones. Estos poseen el 24% del capital del banco, tras la reciente conversión de obligaciones convertibles que se han puesto a cotizar el pasado viernes.

Un 25% de esta ampliación será suscrita por el accionariado estable del banco, presente en el consejo de administración, mientras que en la red de oficinas se pretende colocar el 60% de la ampliación entre inversores minoristas. El resto se colocará entre fondos internacionales y otros accionistas con la ayuda de los bancos colocadores, liderado por el Deutsche Bank.

Para intentar colocar ese 60% entre sus clientes de oficina, lanzará una campaña comercial, utilizando la habitual imagen del jugador de baloncesto Pau Gasol.

Este sábado 10 de noviembre, se celebra la junta de accionistas en la que se someterá la aprobación de la ampliación de capital. A partir del lunes la CNMV será la encargada de dar la aprobación de la operación, siendo antes revisada por el Banco de España y la Troika.

El presidente del Banco Popular, Angel Ron, ha avanzado que el precio de las nuevas acciones que la entidad emitirá para ampliar capital por hasta 2.500 millones de euros se situará en 0,401 euros, lo que implicará un descuento sobre el valor teórico exderechos del 31,6%.

La ecuación de canje será de tres nuevas acciones por cada acción existente. Esta ecuación de canje determina el número de derechos de suscripción preferente que tiene cada accionista. Tras la ampliación, Ron ha vaticinado que la acción de Popular no cotizará por debajo de su valor en libros.

¿Qué puede hacer el accionista? Este puede ejercer sus derechos de suscripción y suscribir las tres acciones nuevas por cada una que posee al precio de 0,401 euros. Comprar más derechos de suscripción (estos cotizan en el mercado), para poder adquirir un mayor número de acciones. O simplemente no acudir a la ampliación de capital y vender los derechos de suscripción preferente que posee, durante el periodo de suscripción (posteriormente pierden su valor).

Si no se es accionista, se necesitan comprar esos derechos de suscripción para acceder a la ampliación de capital.

El banco popular será una de las entidades financieras con déficit de capital, que no ha tenido la necesidad de acudir a ayudas públicas. Pues acudir a las mismas, según el sector de la banca sana, lo consideran una competencia desleal, siendo el Banco Popular uno de los primeros en criticarlo.

Popular además tiene previsto la creación de un banco malo propio para introducir sus activos tóxicos del ladrillo, ya cuenta con experiencia en situaciones similares llevadas a cabo en Portugal y Estados Unidos.

¿Será otro nuevo agujero en el bolsillo para sus nuevos accionistas? ¿Después de la colocación de preferentes y las acciones de Bankia, estarán los clientes de toda la vida dispuestos a colocar sus ahorros en acciones del Banco Popular? La normativa Mifid que busca proteger al pequeño inversor no considera las acciones como un producto complejo, así como las participaciones preferentes sí lo eran. Espero vuestros comentarios al respecto.