Actualidad, Mercados »

La inversión publicitaria en los dispositivos móviles crece exponencialmente

Fernando Sande Lago

El auge de las aplicaciones móviles sigue creciendo como la espuma. Cada día cientos de ellas son puestas en los mercados virtuales, tales como la AppStore de Apple o Play Store de Google, que aunque existen muchos más mercados virtuales, son estos dos los que tienen una mayor presencia. Tenemos aplicaciones de todos los gustos y colores, desde videojuegos hasta redes sociales y todo ello en la palma de tu mano. Las aplicaciones móviles están caracterizadas por pertenecer a un mercado muy competitivo y muy cambiante. Sus ingresos son muy diversos pero generalmente provienen de la publicidad que tienen insertada. Las empresas ven en este medio un escaparate perfecto para mostrar sus productos y servicios. La gente empieza a invertir su valioso tiempo en estas aplicaciones, dejando de lado otras actividades más tradicionales.

Durante este primer semestre el sector de la publicidad en medios digitales ha ocupado ya un segundo puesto aunque también es cierto que ha tenido un ligero descenso respecto a los seis primeros meses del 2011, en torno a un 1,1%, siendo en términos cuantitativos unos 434 millones de euros en total. Sin embargo como vemos, la tendencia en la inversión de los dispositivos móviles crece de manera exponencial, quitando protagonismo a otro tipo de dispositivos como las páginas web que vemos en nuestro ordenador personal.

Hay que tener en cuenta que, debido a la gran bajada del consumo, el mercado publicitario también se está contrayendo, aunque expertos del sector son optimistas para el futuro. Por otro lado, vemos como los medios impresos han sido superados por los digitales a la hora de captar más tarta del pastel de la publicidad, quedando relegados ya a un tercer puesto. Actualmente sigue siendo la televisión el formato que más proporción tiene con un 43% sobre el total.

Vemos entonces, que hay que estar muy al tanto para saber que tendencias sigue este mercado lo que quizá sea una forma de lograr nuevas oportunidades de negocio. Pese a la gran incertidumbre que reina en el mercado de las aplicaciones móviles, hay que tener en cuenta que ya existen multitud de casos de éxito. No es un mal negocio si se sabe cubrir eficientemente las verdaderas necesidades de los consumidores. Si llegas a esto con un buen producto que sea innovador, y por supuesto los consumidores confían en ti, podrás pertenecer a esa lista de desarrolladores que facturan miles -o millones- de euros en publicidad.