Actualidad, Mercados »

Nuevos máximos del IPC en el adelantado de octubre

Lucía Estrada Csaky

Existe una importante demora en la obtención de resultados de los principales indicadores económicos por parte del INE, así, a primeros de noviembre se constantan las principales tendencias: sube el IPC, baja el consumo y, por tanto, las ventas del comercio minorista y el PIB continúa con su caída.

Las ventas en el comercio minorista a precios constantes, suponiendo que no hubiese ninguna subida en los mismos, presentan una caída a mes de septiembre del 12,6%, es decir, diez puntos más elevada que la que se había registrado el pasado mes de agosto. Si tenemos en cuenta todos los establecimientos a excepción de las estaciones de servicio, el descenso de las ventas registrado es del 11,9%, correspondiendo un 5,9% a alimentación y un 16,8% el resto de establecimientos. Finalmente, si tenemos en cuenta únicamente las ventas de carburante en estaciones de servicio, el dato se eleva a un 16,2% con respecto al mismo mes del año pasado, 2011. Se trata de un dato muy relevante puesto que tanto alimentación como carburante presentan curvas de demanda muy rígidas, es decir, no es posible reducir su consumo llegado a un determinado punto, si no que únicamente podemos eliminarlo. Esto es, si descienden las ventas de carburante es porque la gente no está cogiendo el coche y si desciende la compra en alimentación es porque hay gente que ya está pasando hambre. Se trata de datos realmente alarmantes.

En cuanto al consumo en el hogar, las estadísticas reflejan lo siguiente:

El Producto Interior Bruto muestra en el último trimestre una caída del 0,3%, situando la variación interanual en el –1,6% en el tercer trimestre de 2012, lo que sitúa la variación interanual media de los tres primeros trimestres del año en el –1,2%. El último dato trimestral supone una ralentización de la caída del PIB con respecto al trimestre anterior.

El indicador adelantado del IPC sitúa su variación anual en el 3,5% en el mes de octubre, esto significa que la inflación anual estimada del IPC en octubre de 2012 es del 3,5%. Se trata de no más que un avance, que esperamos que no se confirme a lo largo de los próximos días, puesto que supondría un aumento de una décima de la tasa anual, esto es, el IPC alcanzaría el 3,4%.

¿Cerraremos el año con datos más positivos?