Actualidad, Ahorro »

Arbitraje, solución a las preferentes de Bankia

David Pazos Carballal

Los atrapados en las preferentes de Bankia podrán tener una salida a su problema, pese a que Bruselas en el plan de reestructuración de la entidad impone una quita del 39% sobre el valor nominal de las participaciones preferentes, el ministro de economía Luis de Guindos ha anunciado en el congreso, el pasado 18 de diciembre que los afectados por preferentes se podrán acoger a la solución del arbitraje.

Otras entidades ya habían elegido esta solución para algunos de sus clientes, como NCG Banco, el cual ha contratado a un asesor externo que determina si el cliente tiene la capacidad de entrar en este supuesto o no, en este caso han sido 10.316 soluciones favorables hacia el cliente, de los 11.463 que el asesor externo había filtrado como posibles clientes que pudieran acogerse a la solución por arbitraje.

El arbitraje se realiza mediante una petición individual, y este no tiene coste para el cliente, los árbitros serán los servicios de consumo de las Comunidades Autónomas que corresponda, lo que decida este árbitro tendrá que ser acatado por las dos partes.

¿En que casos se puede acceder al arbitraje?

En la adquisición de preferentes hay casos muy distintos, por ello cada uno tiene que ser estudiado. El cliente en la mayoría de las ocasiones alega haber sido engañado, lo que se denomina vicio de consentimiento estos son los casos en el que el cliente tenía claro que estaba adquiriendo otro producto como una cuenta de ahorro a plazo cuando se trataba de participaciones preferentes. Para determinar la procedencia del arbitraje, se atenderá a la formación y conocimientos financieros del cliente, en estos casos evidentemente se excluyen a los empleados y a sus familiares, pues en el caso de los empleados se presupone la formación financiera (sino…mal vamos). Se mirará también el historial inversor del cliente, pues si el cliente anteriormente ha invertido en otro tipo de productos complejos satisfactoriamente, o es poseedor de acciones o participaciones en empresas, se puede presuponer que dada la alta rentabilidad que ofrecían las participaciones preferentes, éste no lo confundía con otra clase de producto. Claros son aquellos casos en el que el cliente ha firmado con una X o su huella dactilar por ser muy anciano o analfabeto, o en aquellos casos en los que se observa con seguridad que la firma ha sido falsificada.

¿Cuánto recuperarán los inversores en preferentes con arbitraje a su favor?

Probablemente no recuperen el 100% de su capital, pues se le aplicará un descuento sobre el exceso de rentabilidad que ese producto ha ofrecido sobre otros productos.

¿Que sucede si no se permite acogerse al arbitraje, o este sale denegado?

El cliente tendrá que esperar las condiciones que se impongan para el canje, en el que se presupone que la quita rondará el 40% del valor nominal de la inversión. En el caso de Bankia estás serían canjeables por acciones que el cliente podría hacer líquidas en el mercado secundario.