Actualidad, Ahorro »

El Rincón del Inversor: Depósitos estructurados

David Pazos Carballal

Los bancos cada vez lo tienen más crudo para acumular fondos en sus arcas, el pequeño inversor desconfía de la banca, en la cual cada vez quedan menos jugadores. Por ello los bancos tienen dos opciones, o pagar tipos fuera de mercado, o dar rienda suelta a la imaginación.

Dando rienda suelta a su imaginación han creado los denominados depósitos estructurados, estos depósitos tienen múltiples variantes, a cada cual más extraña y difícil de entender, pero la gran mayoría y los a priori más sencillos son aquellos en los que nos garantizan el 100% del capital, y además un cupón de un x% si se cumplen una serie de condiciones, a más dificultad de que se cumplan esas condiciones, mayor será el cupón ofrecido.

¿Cómo se construye un depósito estructurado?

Un depósito estructurado se compone de dos instrumentos financieros por una parte tenemos un instrumento que genera una rentabilidad fija, esta rentabilidad fija hace que nos garanticen el 100% de nuestro capital. Por ejemplo, supongamos un depósito que nos garantiza el 100% del capital al finalizar un año, pero ese dinero en ese tiempo genera algún rendimieno, ¿o no?, pues sí, el banco lo invertirá en algo, supongamos que la rentabilidad que puede obtener del mismo es del 4%. ¿Qué hace el banco con esa rentabilidad? Con ese dinero que obtiene de tener nuestro dinero ahí guardadito, lo que hace el banco es comprar derivados, como las opciones financieras, en este caso serán opciones OTC, es decir de mercados no organizados, estas opciones las configura el propio banco si es una entidad financiera grande, o sino se las comprará a otro banco de mayor tamaño que le cotice el precio de una opción, estas opciones son como apuestas, del estilo a: “si el IBEX35 cotiza dentro de 1 año por encima del momento actual, obtendrás un cupón del 6%, si no se da esa situación no ganarás nada”. Como podéis ver, al final los derivados se pueden colar en nuestra casa por la puerta de atrás sin darnos cuenta.

Veremos ahora algunos ejemplos de depósitos estructurados que nos podemos encontrar en el mercado:

Depósitos Low-Cost de CatalunyaCaixa: CatalunyaCaixa desde su constitución siempre se ha caracterizado por tener en su cartera de productos varios depósitos estructurados a cada cual más imaginativo, en este nos presentan un depósito en el que la rentabilidad dependerá de la evolución futura de las acciones de: Inditex, Carrefour, Kia, McDonald’s y Acer, si todas las acciones al finalizar el primer año superan el valor inicial (máximo valor de cierre de la acción entre el 25-1-2013 y el 25-2-2013, ambos días incluidos), el depósito nos devuelve el 100% de lo que invertimos más un cupón del 5%, si no se da la condición se prorroga un año y el cupón pasará a ser del 10% si se cumple la condición, si pasados dos años no se cumple la condición, el cupón pasará a ser del 15% en el caso de que se cumpla la condición, y si a esa fecha todas las acciones no superan el valor inicial, se cancelará el depósito y nos devolverán tan solo lo que hemos invertido.

Banco Madrid ofrece un depósito estructurado referenciado a la acción de Iberdrola, en el que nos garantiza el 100% de la inversión al vencimiento, más un cupón del 5,5% por año que transcurra antes de cumplirse la condición, es similar al anterior:

La Caixa, nos presenta el Depósito Euribor 5 que dependerá de la evolución del euribor y su plazo es de 12 meses:

Como podéis ver, la variedad de depósitos estructurados que nos encontramos en el mercado es amplia.

¿Qué ventajas tienen este tipo de depósitos?

¿Qué inconvenientes tiene?

Como podéis ver es un producto más, en el que si se cumplen las condiciones podemos obtener más rentabilidad que con otros productos, lo recomendable es que las hipótesis sean lo más sencillas posibles y si incorporan cotizaciones de acciones, que la cesta de acciones contenga las menos acciones posibles y no sean acciones incorrelacionadas, es decir, que históricamente cuando una sube, la otra baja. Y sobre todo, es importante no depositar todo nuestro ahorro en esta clase de productos, que se caracterizan por no ser líquidos.

Ante cualquier duda o aclaración, podéis utilizar los comentarios.