Actualidad, Ahorro, Fiscalidad »

El 2013 comienza con un retroceso del poder adquisitivo de los españoles

Manuel Sánchez Barreiro

El nuevo año arriba lleno de incertidumbres económicas y arrastra serias dudas sobre la viabilidad de la economía española y su sistema financiero. Sin embargo, lo que sí es un hecho es que la mayoría de los hogares españoles verán mermada su capacidad de compra en el 2013.

Si ya tradicionalmente el mes de enero exige apretarse el cinturón para hacer frente a los desajustes económicos familiares y empresariales. Enero de 2013 aportará un plus de dificultad con importantes subidas en los precios de los servicios básicos como la luz o los transportes y aumentos de impuestos y tasas superando la revalorización de los salarios y las pensiones.

Estos hechos, entre otros, provocan una caída del poder adquisitivo de los hogares que se define como la cantidad de bienes y servicios que se pueden adquirir con una unidad de una moneda. Para que el poder adquisitivo no empeorase, sería necesario que la subida media de ingresos fuese igual o superior al aumento del los precios. Desgranándolo por partidas y sectores, básicamente las novedades fundamentales son:

Gastos

Ingresos

En líneas generales los incrementos salariales estarán muy lejos del IPC de 2012 que se situó en el 2,9%. Las pensiones superiores a 1.000 euros se actualizarán en un 1% mientras que las inferiores a 1.000 lo harán en un 2%. Los sueldos públicos seguirán congelados aunque recuperarán la paga extraordinaria. Por su parte, el Gobierno ha aprobado un aumento de 0,6% del salario mínimo interprofesional (SMI) que pasa a colocarse en 645,3 euros.

Por ello, prácticamente todos los grupos verán reducido su poder adquisitivo en el 2013. Tal y como ha afirmado la Organización Internacional del Trabajo, España (presionada por los organismos europeos e internacionales) está intentando ser más competitiva gracias a una reducción de los costes vía salarios y no vía I+D. Sin embargo, los precios continúan su curso alcista dentro de un contexto de recesión generando un bucle económico muy peligroso con difícil solución.

En mi opinión, una aplastante mayoría de los españoles verán irremediablemente mermada su capacidad de compra durante el 2013. Pero, ¿se salvará alguien? ¿En que medida crees que te afectará esta oleada de subidas?