Actualidad, Empresas, Internacional »

Audi abre su mayor concesionario del mundo en Dubai

Fernando Sande Lago

Audi nos ha sorprendido con la apertura de su mayor concesionario del mundo en la ciudad de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos. Increíbles cifras las que caracterizan a este centro especializado de la marca alemana: 8.700 metros cuadrados de superficie, tres plantas con capacidad para albergar en exposición un total de 57 coches, dos ascensores para trasladar los automóviles de una planta a otra, etc.

El concesionario cuenta en su segunda planta espacio para su gama “Audi Exclusive”, donde los clientes podrán configurar su coche a medida con la ayuda de un asesor personal. El diseño de este nuevo concesionario viene de la estrategia de Audi para marcar diferencia con respecto a otros fabricantes. Este concepto de concesionario se integra en el denominado “Audi Terminal”, caracterizado por tener unas instalaciones de alta tecnología, con un edificio de diseño innovador – creados con la colaboración con el estudio de arquitectura Allmann Sattler Wappner Architekten, de Munich en Alemania – y un ambiente de alta exclusividad que no dejará indiferente a sus clientes. El edificio cuenta hasta con una sala de oración para clientes y empleados.

Este concesionario ha sido desarrollado con el distribuidor local de la marca, Al Nabooda Automóviles. El acto de inauguración de esta novedosa y monumental construcción contó con la espectacular cantante y actriz, Jeniffer López, así como Luca de Meo – consejero de dirección de Audi.

Dubai es una ciudad caracterizada por los grandes lujos que alberga: los rascacielos más grandes del mundo, espectaculares mansiones, grandes yates en sus puertos deportivos, y un parque automovilístico de muy alta gama. La presencia occidental está a la orden del día; multimillonarios y celebridades de todo el planeta hacen acto de presencia de manera recurrente en la ciudad. Audi ha querido aprovechar este contexto para establecer su concesionario insignia a nivel mundial.

Una zona con unas rentas tan altas – en su mayor parte procedentes de la industria del petróleo-, proporcionarán seguramente cuantiosos beneficios para la marca, así como una imagen de exclusividad que Audi quiere potenciar.