Actualidad, Ahorro »

Cupones descuento, súbete al carro del ahorro en la cuesta de enero

David Pazos Carballal

Tras haber dejado atrás una de las navidades más apretadas de los últimos años, en las que muchas familias han visto reducido considerablemente su poder adquisitivo, ya sea por haberse quedado en paro algún miembro de su familia o por la contracción de su sueldo, comienza una de las cuestas de enero más difíciles que muchos recordarán. Para hacer frente al chaparrón sin dejar de permitirnos aquellos pequeños caprichos que nos dan alegría de vez en cuando, tan solo tenemos que agudizar el ingenio. Una forma de hacerlo es haciendo uso de los descuentos de los que nos podemos aprovechar en la red.

En internet existen infinidad de recursos que nos pueden ayudar a rebajar nuestro gasto sin tener que privarnos de ciertas cosas. A grandes rasgos se pueden distinguir tres tipologías:

Páginas de descarga de cupones con descuentos

Quizá es el formato más sencillo, en estas páginas lo que nos encontramos es la descarga directa y gratuita de cupones para ejecutar posteriormente en el momento de la compra, en el establecimiento, tanto si este se trata de un lugar físico o una tienda virtual. Una de las páginas que nos permiten esta modalidad es www.oportunista.com.

La ventaja de este tipo de descuentos es su ejecución en el momento de la compra o consumo, por lo que podremos descargarnos el cupón y aunque nunca lo ejecutemos no nos supondrá un coste económico.

Páginas de compra con descuento

Este tipo de páginas ofrecen importantes descuentos sobre el precio habitual de los artículos que tienen en venta. La compra se realiza en el propio portal, el cual ofrece durante un tiempo limitado una serie de artículos, generalmente artículos de precio medio-alto. Habitualmente este tipo de tiendas están especializadas en ropa y complementos aunque en ocasiones ofrecen otro tipo de artículos. Algunas de las más conocidas son Privalia y Vente Priveé.

Estos portales nos permiten adquirir a un precio rebajado artículos de algunas de las marcas de más elevado precio. Están basados en el producto de marca en lugar de buscarnos la solución al mejor precio. Si eres amante de las marcas esta es tu opción, sino, probablemente puedas cubrir tu necesidad a un precio inferior con otro producto.

Páginas de compra de cupones descuento

Este es un fenómeno que se ha puesto muy de moda en los últimos años. Este tipo de páginas lo que nos ofrecen es la compra de cupones con los cuales podremos posteriormente adquirir un bien o un servicio. Existe gran variedad en el tipo de productos que podemos adquirir, desde tratamientos de belleza, prendas de ropa, noches en hoteles, cenas en restaurantes, etc. Diariamente lanzan cupones descuento que duran alrededor de dos o tres días de vigencia, durante el periodo en el que esté el cupón a la venta, efectuaremos el pago el cupón a través del portal web y posteriormente tendremos un periodo relativamente amplio para hacer uso del mismo. Algunas de las páginas más conocidas de este tipo de cupones descuento son Groupon, Letsbonus y Planeo.

Mi consejo ante la compra de cupones descuento es que tengamos más o menos claro, si se trata de una actividad de ocio (viaje, cena, hotel), la fecha en la que vamos a realizarla, pues corremos el riesgo de que, aunque es muy amplio, se nos pase el periodo de uso, ya habiendo pagado el cupón.

En el caso de hoteles, debemos fijarnos muy bien, o incluso antes de adquirirlo ponernos en contacto con el hotel, para ver si hay algún tipo de restricción de fechas para el canje del cupón. O si es necesario un cupón por persona, aunque sea para una habitación doble, leed bien la letra pequeña.

Otra cuestión que debemos razonar, es si realmente el descuento es tal y como nos lo venden en la página web. Muchas ofertas por ejemplo para la degustación de una comida están sobrevaloradas. Es cierto que nos permiten comer todo lo que queramos de cierto producto pero, debemos atender antes que nada, a valorar si realmente nos compensa este tipo de oferta, ¿somos lo suficientemente glotones o glotonas?. También se dan casos en los que al ser un menú de cupón descuento, las raciones son algo más pequeñas de lo habitual.

Una recomendación en el caso de restaurantes, es que avisemos que vamos con un cupón, tras haber formalizado la reserva, si vamos de antemano comentando que tenemos un cupón puede que la persona que nos esté anotando la reserva no quiera ocupar una mesa, la cual le va a dejar un margen inferior, si por el contrario tras confirmar la hora comentamos, “ah, y es con un cupón descuento”, sería extraño que nos retiraran la reserva.

En el caso de productos tecnológicos, estad atentos, pues en ocasiones lo que parece una muy buena oferta no lo es, sino que probablemente a los pocos días salga un producto de la misma marca que sustituye al producto ofertado, y lo que pensabais que era un chollo, quizá esté a un precio inferior en cualquier tienda 15 días después.

Espero que mis consejos hayan sido de utilidad. Y vosotros, ¿qué experiencias habéis tenido con este tipo de compras?