Actualidad, Conceptos, Empresas, Opinión »

Las empresas del Ibex 35, sus proveedores y la Ley de Morosidad

Jose Luis Villar Fornos

Una de las principales causas de la crisis española, generalizada, asumida y verdadero cáncer del tejido empresarial es que en España se paga tarde, mal o nunca.

Pues bien, de éste principio no se escapan, sino todo lo contrario, las empresas pertenecientes al Ibex 35, según el estudio relativo al primer semestre de 2012 de los balances del sector no financiero emitido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que fija el plazo medio de pago a proveedores de estas empresas en 215 días, vulnerando considerablemente los plazos de pagos contenidos en la Ley de Lucha Contra la Morosidad (Ley 15/2010) que en el calendario fijado para reducción de los plazos señalaba que para el 2012 el plazo máximo era de 75 días.

Así lo ha denunciado la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), que fue la verdadera impulsora de la Ley 15/2010 y que viene reclamando el extricto cumplimiento de la misma, así como la aplicación de las dos directivas de la U.E. sobre la morosidad.

En efecto, la Ley 15/2010 señalaba un calendario en los plazos de pago a proveedores tanto en las relaciones B2B como en las relaciones de las AA.PP. con sus proveedores y contratistas:

Año Plazo máximo de pago
2.011 85 días
2.012 75 días
2.013 60 días

Y a esto hay que añadir la transposición que hay que realizar de la Directiva 2011/7/UE del Parlamento Europeo que debería entrar en vigor el 1 de Marzo próximo, aunque el ministro Montoro ya ha anunciado que no se realizará hasta el próximo verano, y que fija como uno de sus objetivos es

reducir los plazos de pago interempresariales y adoptar una nueva cultura de pago sin demora. Para fomentar la iniciativa empresarial asegurándose que las facturas se paguen en el plazo de un mes con el fin de aliviar sus problemas de liquidez

Y:

evitar los abusos de las grandes empresas a la hora de imponer condiciones de pago abusivas

Estableciendo como norma general que los plazos de pago entre empresas no excedan de 60 días naturales salvo acuerdo expreso de las partes y siempre que no sea manifiestamente abusivo para el acreedor o que de modo injustificado difieran de dichos plazos.

A pesar que, según el informe de European Payment Index 2011 de Intrum Justitia nos situaba en la cola de Europa, junto a Grecia e Italia, con un plazo medio de 160 días, las empresas del IBEX 35(es decir, en teoría las mas importantes del país) no sólo no se ajustan a la media española sino que la exceden ampliamente fijando el plazo de pago a 215 días.

Y a esto hay que añadir que según el 4º Estudio de gestión del Riesgo de Crédito publicado por Crédito y Caución las previsiones de cara a 2013 reflejan un alargamiento de los plazos de pago, de tal manera que el porcentaje de empresas que prevé situarse muy por encima de los plazos señalados por las leyes española y europea asciende al 45%.

Pero, fundamentalmente, que, como señala la PMcM, estas cifras de pago a proveedores de las empresas encuadradas en el IBEX 35 contrastan con las correspondientes a los cobros que los propios proveedores de las mismas realizan a sus clientes y que oscilan entre los 136 días y los 60 días. O en otras palabras, como señala Antoni Cañete, portavoz de la PMcM:

Estos datos evidencian que algunas de estas grandes compañías se financian, en cierta manera a costa de sus propios proveedores, en su mayoría pymes y autónomos.

Es decir, que mientras que las grandes empresas se financian a costa de sus proveedores, éstos tienen que acudir a financiación ajena para intentar solucionar el problema de tesorería asociado para no dejar de pagar a sus propios proveedores. Y todos sabemos como se encuentra hoy en día el sector crediticio y de financiación en España y los problemas que tienen Pymes y autónomos en acceder a esa financiación.

De ahí que sea la propia PMcM quien señale que** ésta es la causa del cierre de un tercio de las 500.000 empresas que han desaparecido desde el inicio de la crisis**. Y señale entre sus propuestas, que elevará al ministro Montoro en una reunión programada para fechas próximas, el establecimiento de un régimen sancionador con multas ejemplarizantes, independientemente de las nuevas garantías a los proveedores contenidas en la directiva europea.

Por último señalar que aunque, respecto a las empresas del IBEX 35, los datos del primer semestre del 2012 revelan un descenso de casi el 12% en los plazos de pago con respecto al cierre del año anterior.

Estamos muy lejos, aún del objetivo marcado por la Ley 15/2012 y las directivas europeas a aplicar a partir del 1 de Marzo. Y son estas grandes empresas del IBEX 35 quienes mas deberían de dar ejemplo.