Actualidad, Empresas, Internacional »

EE.UU denuncia a Standard & Poor’s: exige 5.000 millones de dólares en indeminación

Fernando Sande Lago

El Fiscal General de EE.UU, Eric Holder, ha anunciado que que el Departamento de Justicia del gobierno norteamericano denunciará a la agencia de calificación Standard & Poor’s por haber calificado deliberadamente al alza las denominadas CDO (Obligaciones de Deuda Secundaria), lo que ha llevado a que infinidad de inversores perdieran cantidades ingentes de dinero, incluyendo a instituciones financieras aseguradas por el propio gobierno de Estados Unidos. La temerosa acción realizada por parte de Standard & Poor’s, según Eric Holder, se sitúa en el centro de la tormenta financiera iniciada en el 2008.

La demanda ha sido presentada en Los Angeles, California, y en ella se exige una indemnización de 5.000 millones de dólares (3.687 millones de euros), calculada en base a las potenciales pérdidas que han sufrido los inversores, debido a la confusión que Standard & Poor’s les produjo en sus operaciones financieras con este tipo de activos. Esta indemnización podría incrementarse en función de la evolución del proceso judicial, según ha afirmado el Fiscal General Adjunto Tony West.

Eric Holder por su parte, afirmó que “esta supuesta conducta es indignante”. De momento se descarta que la fiscalía actúe contra otras agencias como Fitch o Moody’s, que hicieron trabajos similares.

Esta acción es fruto de una profunda investigación que se ha estado realizando desde que estalló la burbuja financiera de EE.UU en el 2008, para tratar de verificar si Standard & Poor’s se saltó la ley realizando estas calificaciones, o en su caso, se derivó por un fallo a la hora de estimar el valor de los activos CDO.

La agencia de calificación por su lado afirmó que “ignoraría los hechos fundamentales de que Standard & Poor’s revisó los mismos datos de las hipotecas de alto riesgo al igual que el resto del mercado -incluídos los funcionarios gubernamentales que en 2007 indicaron que los problemas de estas hipotecas parecían estar contenidos”. Según ellos la demanda “carecería de pruebas legales o fácticas”

Vemos como se pone en tela de juicio a este tipo de agencias, y es muy posible que existieran intereses ocultos detrás de esas calificaciones. Se ignorarían por completo las buenas prácticas del cálculo de riesgo financiero, realizando una mala praxis en beneficio propio. Este tipo de agencias tienen un gran poder de influencia en los mercados, y no es descabellado pensar que sus informes puedan amoldar la realidad financiera según interés propio. El país más poderoso del mundo ataca contra ellas y les culpa, en parte, de la gran crisis financiera mundial. Ahora será la justicia la que tenga la última palabra y de ser condenada Standard & Poors’s, sería un golpe mortal para la agencia.