Actualidad, Empresas, Internacional »

Mobile World Congress 2013 en cifras, la industría de la telefonía toma forma en Barcelona

Pablo Rosillo

Barcelona se prepara para uno de los eventos mediáticos del año en lo que a tecnología móvil se refiere. Un acontecimiento que atrae a ingentes masas de periodistas, directivos e ingenieros de gran parte del mundo, expectantes de lo que los diferentes fabricantes puedan descrubirles. Difoosión, como no podía ser de otra forma, estará al pie del cañón. Este año, con un gran despliegue de editores. A partir del día 25 hasta el 28 de este mismo mes, los afortunados que tengan su entrada personal podrán acudir al lugar que este año ha sido escogido como sede del Mobile World Congress 2013: la vía de la Fira, en Hospitallet de Llobregat.

Desde la propia web del evento señalan todas las ventajas de esta nueva sede. Entre ellas destacan los 24.000 metros cuadrados de más que pueden ser empleados para exhibiciones, reducción del consumo de electricidad hasta en un 31% tanto por la localización del lugar como por los 18.000 paneles solares instalados en la zona o un incremento en el número de puntos Wi-Fi, alrededor de unos 270 repartidos por todo el área.

Como no podía ser de otra forma, la ciudad que ha sido elegida Capital Mundial del Móvil hasta 2018, absorberá una actividad económica importante en sus calles. Bien es cierto que la situación de la sede este año puede provocar menos congestión en pleno núcleo de la ciudad, no así la intensidad de la actividad. Con un espacio considerablemente mayor que en la edición pasada, las estimaciones apuntan a cifras alrededor de los 70.000 asistentes con un número aproximada a las 1.500 empresas, de las cuales un 7,5% serán españolas.

La mayoría de medios auguran unas cifras superiores a las de la edición pasada, aproximadamente unos 300 millones de euros obtenidos por la ciudad, los cuales podrían verse incrementados considerablemente debido al aumento de espacio destinado. Lo que es más importante dada las cifras actuales de empleo, se estima que la cifra de 6.485 empleos creados en la edición de 2012 sea también superada, conformándose unas expectativas muy positivas para la actividad económica de la ciudad.

El evento de este año contará con el tradicional desfile de algunas de las mayores empresas en el mercado de la telefonía como Samsung, HTC, Nokia, Qualcomm, Mozilla, Vodafone o Telefónica entre otras. Dignas de mencionar son las ausencias de RIM, conocido ahora como Blackberry, y Google. La empresa de Mountain View parece querer probar suerte con eventos propios, tal y como viene haciendo Apple, que tampoco estará en el evento.

Las expectativas creadas alrededor de semejante evento son enormes, un flujo contínuo de personas centradas en descubrir nuevos productos, ya sean smartphone, tablet o cualquier producto innovador que esté aún por descubrir. Una oportunidad única para algunos de darse a conocer ante tanto tiburón empresarial, un acontecimiento para promover el uso de las nuevas tecnologías en las calles, en taxis o autobuses, como podremos contemplar con la instalación de dispositivos NFC (Near Field Communication) que permiten el pago simplemente a través del contacto con otro objeto. En definitiva, un Mobile World Congress del cual se espera que supere todos los récords habidos y por haber pero, sobre todo, que suponga un impulso para un sector de la economía española, algo que ahora en especial más necesitamos.