Actualidad, Emprendedores, Inversiones »

El Rincón del Inversor: Préstamos Personales, más difícil todavía

David Pazos Carballal

En muchas ocasiones nos vemos obligados a asumir un coste elevado para adquirir algún bien, normalmente un bien de consumo duradero, o para invertir en nuestra empresa o proyecto; es muy probable que no dispongamos de toda la cantidad necesaria en el momento actual, así que una buena solución a eso, sería sacrificar nuestros ingresos futuros, por obtener un capital en el momento presente, en otras palabras, pedir un préstamo personal.

Un préstamo personal, es una cantidad de dinero que pedimos a un banco o una financiera, y la garantía del mismo es únicamente nuestra garantía personal, es decir nuestros bienes presentes y futuros. En el caso de las hipotecas además de esta garantía personal, se le añade una garantía real, como un inmueble.

Los préstamos personales son, por tan solo aportar la garantía personal, más caros que las hipotecas. Los costes asociados a un préstamo personal son:

Como podéis ver… la lista no es corta, así que la financiación mediante un préstamo personal puede resultar sensiblemente alta. Es muy importante tener en cuenta todas las comisiones y leerse bien las condiciones del préstamo, préstamos con un tipo de interés nominal relativamente bajo, pueden salirnos más caros por el hecho de tener unas altas comisiones. Para ello, la medida comparativa es la denominada T.A.E. (Tasa Anual Equivalente). Esta medida es comparativa, pues además del tipo de interés, recoge todos los gastos que el cliente no puede evitar. Muchas veces en esta T.A.E. no se incluye el coste del seguro de vida, pues nuestro banco no nos obliga a contratarlo por contrato, eso si… como no lo contratemos, olvidémonos del préstamo.

Otra comisión que personalmente considero interesante, es la comisión por amortización o cancelación anticipada, si presumiblemente creemos que podemos anticipar la amortización del préstamo por la obtención de ingresos extras más o menos recurrentes en determinados puntos del año, debemos asegurarnos de que esta comisión, o no existe, o es baja; pues en el caso de que ésta sea alta, es probable que nos sea más costoso amortizar anticipadamente, que esperar. Lo ideal, tenemos la esperanza de amortizar anticipadamente, sería negociar una comisión por cancelación anticipada del 0%, aunque eso nos repercuta en algunos puntos más de tipo de interés nominal.

En un entorno de estrangulamiento del crédito, los bancos cada vez lo están poniendo más complicado a la hora de conceder préstamos personales; esto hace que asociados a la mayoría de los negocios de venta de bienes de consumo duradero, como puede ser un coche surjan financieras propias.

Actualmente en algunas ofertas que nos podemos encontrar en el mercado son las siguientes:

Como podéis observar, la compra de nuestro coche, o la reforma en el hogar nos puede acabar saliendo muy cara por los altos intereses y comisiones a los que nos vemos sujetos. Eso siempre que el banco nos de el visto bueno y nos lo conceda. Cabe comentar que muchos bancos no conceden préstamos personales a no clientes, por lo que para que nos lo concedieran tendríamos que estar una temporada con la nómina domiciliada en la entidad.

¿Algun@ de vosotr@s ha solicitado últimamente un préstamo personal?, espero vuestros comentarios