Actualidad, Empresas, Opinión »

En busqueda de financiación: el MAB, ¿es una verdadera solución para las empresas?

Jose Luis Villar Fornos

El Mercado Alternativo Bursátil – MAB – es el mercado bursátil para las pequeñas y medianas empresas, o como se autodefine él mismo: “Un mercado dedicado a empresas de reducida capitalización que buscan expandirse, con una regulación a medida, diseñada específicamente para ellas y unos costes y procesos adaptados a sus características.” Y aunque analizaremos someramente cada uno de sus apartados, el propio Mercado dentro de su página web mantiene no sólo sus requisitos y funcionamiento sino también todas las circulares emitidas, cómo la última de febrero de éste año sobre la entrada de las SOCIMI que ya hemos comentado anteriormente.

Es un Mercado relativamente moderno dado que inicia sus actividades en Julio de 2009, promovido por el BME y supervisado por la CNMV. ofreciendo una buena alternativa de financiación para crecer y expandirse.

En cuanto a los requisitos para acceder al MAB, éste exige a las empresas que quieran cotizar los siguientes:

Una vez realizados todos los trámites de incorporación – Decisión por parte de la Empresa y nombramientos de asesor y proveedor, Solicitud de incorporación y autorización por parte del MAB – éste la publicará en el Boletín de Cotización, le asignará Código SIBE y procederá a su inclusión en el Registro de Anotaciones en Cuenta.

En cuanto a la normativa de contratación el MAB utiliza la plataforma tecnológica de negociación de la renta variable bursátil (SIBE). La contratación se realiza a través de un sistema de fijación de precios mediante la confluencia de la oferta y la demanda en dos períodos de subasta o fixings diarios. La Comisión de Supervisión podrá decidir que alguno de los valores, teniendo en cuenta su liquidez y difusión, pueda tener un periodo de mercado abierto. El sistema requiere la doble petición de confirmación para órdenes a partir de determinado importe en cada valor y umbrales a partir de los cuales se deberá solicitar autorización a la Supervisión del Mercado.

Por último, en cuanto al las ventajas, inconvenientes y futuro del MAB, es éste mismo quien en su presentación señala algunas de las mas importantes, como el acceso a la financiación para empresas de reducida capitalización, obtener fondos para sostener la expansión de una empresa, una publicidad que potencia el prestigio y la imagen de marca, la absoluta liquidez en el mercado, es decir, la posibilidad de convertir en dinero las acciones o la posibilidad de facilitar su acceso a una amplia comunidad inversora, tanto nacional como internacional.

Sin embargo, también se han señalado aspectos negativos o problemáticos, de un lado la pobre evolución hasta el momento del desarrollo del MAB, así de las veintidós compañías – hoy en día veintiuna, dado que Negocio & Estilo de Vida, S.A., dueña de la cabecera del diario Negocio, ha sido excluida recientemente por sus problemas financieros – sólo cinco pueden considerarse como éxito, en tanto que las diecisiete restantes pueden calificarse como de “malas experiencias”, según manifiesta Dominique Barthel, presidenta de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo – ASCRI -.

Aunque el mayor problema se centra en el coste de salir a cotización dado que a una empresa le cuesta entre 300.000 y 500.000 Euros lo que hace que sea uno de los grandes problemas para desarrollar este Mercado Alternativo, coincidiendo todos los expertos en que deberían reducirse.

Pero, a pesar de todo ello, su futuro no es tan desolador. En efecto, además de los incentivos fiscales concedidos por algunas comunidades autónomas ,El Gobierno dentro del Real Decreto sobre medidas de apoyo al emprendedor y estímulo al crecimiento de 23 de Febrero modifica tanto el Reglamento de los Seguros Privados como el de Planes y Fondos de Pensiones para recoger las posibilidad de que las aseguradoras y los planes puedan invertir en valores del MAB y que dichas inversiones sean consideradas como “aptas para la cobertura de provisiones técnicas”. Lo que va a suponer en la práctica una fuerte inyección de liquidez al Mercado.

Si a eso unimos que la misma CNMV ha señalado recientemente que eximirá de salir a Bolsa a una empresa con baja liquidez si pasa al MAB, es evidente que seguiremos hablando mucho tiempo de éste Mercado Alternativo como fuente de financiación empresarial.