Actualidad, Mercado Laboral »

Consejos para el parado de larga duración

Cristian Varela

De las casi seis millones de personas en paro, el 52% son parados de larga duración, según el Instituto Nacional de Estadística. La edad se puede convertir en una barrera irremediable ante las oportunidades de nuevos retos laborales. Los jóvenes, otro colectivo afectado pero que aún tiene la capacidad y flexibilidad de adaptarse a nuevos entornos. En el caso de los parados de larga duración o mayores de 45 años el caso se vuelve más complicado.

¿Cuál es el colectivo más afectado?

Los parados mayores de 45 años viven un lastre permanente. Gente con poca capacidad de flexibilidad o dificultad de movilidad de desplazamiento plantean un reto vertiginoso. Algunos expertos como Àngel Valls, profesora de ESADE, plantea mecanismos para que las personas puedan mantener sus prestaciones y realizar algún empleo parcial o por obra para ayudar a estos colectivos a seguir en activo.

No obstante los jóvenes no dejan de ser un colectivo que está casi en igualdad de condiciones en materia de empleo. ¿Por qué?

Aunque los parados mayores de 45 años pasan por tener dificultades para afrontar nuevos retos, son los jóvenes el colectivo que –con un 55,5% de paro- no tiene la capacidad ni la oportunidad de afrontar su primera experiencia laboral. Una generación perdida con un bagaje académico ejemplar busca cobijo laboral y no lo encuentra en territorio nacional, sí en el extranjero; y no, no van a la aventura.

¿Cuáles son las soluciones?

Renovarse o morir. Cuando apareció el ordenador personal, las empresas de máquinas de escribir apenas temieron la llegada. Años después confirmaron su fallecimiento y estancamiento de mercado. En el caso laboral, nosotros también necesitamos vendernos, dar una buena imagen de nosotros… renovarnos.

Una formación constante nos mantiene actualizados de la realidad de mercado, nos refresca las posibilidades laborales y nos da la capacidad de orientarnos a otro segmento de mercado, el cual quizás tengamos más oportunidades. Necesitamos cambiar la mentalidad en los empresarios, recalcando la de los de mayor edad.

El emprender es otra solución. Algunos expertos plantean la condonación de gasto de alta para autónomos, al menos durante un año y sin criterios de edad. Se considera que las medidas lanzadas por el Ejecutivo en su paquete “Apoyo al emprendedor” son insuficientes, sobre todo si el emprendedor es mayor de 45 años.

Actualmente el Gobierno está estudiando una subvención en la cotización empresarial de la Seguridad Social de hasta 3.600 euros para jóvenes de hasta 30 años, en el que dan la facilidad de oportunidades para los emprendedores que decidan contratar a parados de larga duración mayores de 45 años o que son beneficiarios del Plan Prepara.

Como condicionante de mejora de la estabilidad laboral los expertos condicionan a una mejora de las condiciones económicas y el mercado laboral, caracterizado por la alta tasa de empleados por cuenta ajena y un alto nivel de temporalidad.

Como solución efectiva los expertos plantean implantar el modelo laboral de otros países, como referencia, el danés. Éste combina flexibilidad y seguridad y combina exigencias de la patronal y los trabajadores.