Actualidad, Emprendedores »

Crea tu empresa con un euro de capital, el nuevo planteamiento del gobierno para paliar la crisis

David Pazos Carballal

El gobierno, ante los desoladores datos sobre el paro, busca crear un marco para facilitar la creación de empresas, de forma rápida, fácil y con pocos recursos; busca emprendedores que lleguen de forma rápida al mercado como un guepardo a su presa.

Con el objetivo de facilitar la creación de empresas y reactivar el mercado desde el lado de la oferta el ejecutivo nos ha sorprendido la semana pasada con la futura posibilidad de la creación de empresas con una primera aportación de tan solo un euro de capital. El objetivo es que en el plazo de seis meses a un año desde su constitución la empresa ya haya depositado los 3.000 € mínimos necesarios para la constitución de una sociedad limitada, hasta que esta cifra no se alcance se baraja la limitación de que los propietarios de la empresa no puedan repartir dividendo ni conceder créditos a terceros.

Esta noticia, quizá desde una visión poco profunda pueda parece positiva, pero desde mi humilde punto de vista no lo es, está claro que siempre es positivo la creación de empresas, pero desde el ejecutivo se están olvidando de que por mucho que se incentive la oferta, si no existe una demanda estable, estas nuevas empresas estarán conducidas al fracaso, y todos estos nuevos emprendedores, empujados por las facilidades y la desaparición de trámites, solo servirán para dejar de sumar en los abultados números de las listas de desempleo por una temporada, lo que favorecerá la imagen del gobierno a corto plazo, pero que arruinará la existencia a sus acreedores.

Además de las dificultades que se sufre por el lado de la demanda, estas nuevas empresas creadas desde un euro van a sufrir otra serie de inconvenientes, pues, ¿cómo van a captar financiación? Ningún banco ni proveedor, con cabeza, estará dispuesto a prestar dinero o hacer una venta a plazo; “si tú tan solo apuestas un euro por tu negocio, ¿me pides que apueste yo más por él?”. Por lo tanto, vale tenemos un euro, podemos empezar a crear una empresa, pero si no tenemos capacidad económica para afrontar la actividad, ¿de qué nos vale esta medida?.

Toda medida que facilite la agilidad en la creación de empresas, es positiva, pero haciendo un buen uso de ella. Quizás las medidas propuestas por el ejecutivo se quedan cojas cuando no se busca la reactivación de la demanda interna.

Otro amplio debate se sitúa en las administraciones locales, en las cuales conseguir una licencia de apertura de un local parece que es más complicado que ganar el premio gordo en la lotería, pues o tienes algún padrino en la administración con la que te toque lidiar, o el plazo de concesión de la licencia de apertura se puede alargar más de la cuenta. Esto se ha mejorado para alguna tipología de negocios (comercio minorista inferior a 300 metros cuadrados) en los que es posible sustituir la licencia de apertura, por una declaración de responsabilidad del empresario.

¿Os animaríais a montar una empresa con tan solo una aportación de un euro de capital?