Fiscalidad, Inversiones, Opinión »

Hoy nos preguntamos: ¿Quién nos protege de Europa?

Lucía Estrada Csaky

En mi papel de empresista, puesto que todavía no llego a economista, los acontecimientos que a nivel europeo se han venido sucediendo hasta ahora me tienen hasta cierto punto perpleja. Después de enterarme de la noticia de nuestros compañeros chipriotas hay una idea que no soy capaz de quitarme de la cabeza. Asumo que las políticas de recorte en todos los países que integran la zona pig europea -al que debemos añadir a Irlanda, aunque quede un poco a desmano de la cultura mediterránea- vienen impuestas por el ente superior que es Europa y son el precio que debemos pagar por formar parte del colectivo. De verdad que lo comprendo, aunque nuestro poder adquisitivo no haga más que verse mermado. Incluso aunque los beneficios de estas mismas políticas todavía no se hayan podido ver por ningún sitio, al menos en España. E incluso aunque el FMI -Fondo Monetario Internacional- haya comentado que a lo mejor se han equivocado en la magnitud y repercusiones de las mismas.

Pero mi duda es, de entre tanto organismo europeo, ¿quién se encarga de velar por los derechos de los euro-ciudadanos? Creo que todos tenemos claro que es momento de arrimar el hombro y echar una mano para salir de la profunda crisis en la que estamos inmersos, pero ¿a cualquier precio? Pensar en tener tus ahorros en principio a buen recaudo, es decir, en una cuenta bancaria, y que a la semana siguiente te encuentres con un impuesto revolucionario y con tus ahorros mermados, no me acaba de convencer.

Creo que a todos nos pueden resultar familiares los términos riesgo país y riesgo legal, pero siempre los hemos visto en cierto modo un poco lejanos. La posibilidad de que mi país entre en dificultades y la prima de riesgo esté por las nubes -como en el caso español- o que se viva una estanflación -como en el caso griego- era impensable. O la posibilidad de que de la noche a la mañana se modifique la legislación de tal modo que tenga que pagar un impuesto extra por el simple hecho de haber sido capaz de ahorrar algo pese a estar las cosas como están de duras para todos -Chipre-. En serio, me gustaría saber quién puede defender al ciudadano europeo, a ti, a mí o al vecino de al lado, de que de la noche a la mañana su vida cambie, porque hay que echar una mano -más de lo que ya se hace con el incremento de la luz, el transporte, el IVA, el IRPF-. ¿Qué os parece? ¿Sabéis quién puede desarrollar esta tarea de vigilancia de las políticas de la Unión Europea? Si lo sabéis, no dejéis de iluminarme.