Desmontando algunos mitos sobre las dificultades para emprender en España

Desmontando algunos mitos sobre las dificultades para emprender en España

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hay varios mitos en torno a las dificultades para emprender en España. El Informe Doing Business nos deja en muy mal lugar en cuanto al tiempo necesario para empezar un negocio, pero eso no es del todo cierto y hay muchas ideas preconcebidas que debemos rebatir y, al final, las auténticas dificultades son inherentes al negocio y no tanto a las gestiones iniciales

Dificultades para emprender

No voy a ser yo quien diga que emprender en España es fácil. No lo es en ningún sitio pero, desgraciadamente, ni la cultura ni la legislación española favorecen a aquellos que pretenden vivir de su propio negocio. De todas formas, aun teniendo presentes las muchas dificultades, hay ciertos mitos que rodean al hecho de emprender y que merece la pena que sean desmontados.

En primer lugar el manido Informe Doing Business del Banco Mundial que indica que España ocupa el puesto ciento y pico en cuanto a las dificultades para montar un negocio y que hacen falta 48 días para crear una empresa en España. Ese informe es meramente estadístico y es totalmente falso que se necesite ese tiempo para crear una empresa.

Un empresario individual (autónomo) que quiera empezar a trabajar puede hacer todos los trámites necesarios para tramitar su alta en un sólo día y a coste cero y lo mismo en el caso de una Sociedad Civil o una Comunidad de Bienes, entidades perfectamente válidas para desarrollar cualquier negocio. En el caso de las sociedades limitadas hay una constitución express que permite que en 24 horas la empresa esté en funcionamiento y, en el peor de los casos, optando por una constitución standard ésta podría estar lista en poco más de una semana.

Apertura de negociosHay que hacer una mención aparte en cuanto a la tramitación de las licencias de apertura. Aquí las administraciones locales sí que funcionan peor y en algunos casos pueden retrasar la puesta en marcha del negocio. Este problema se ha solucionado para la mayoría de los negocios al sustituir esas licencias por una comunicación de apertura y una declaración responsable de los titulares de los mismos.

Sí es cierto que en países de nuestro entorno todo ésto es más fácil y requiere menos gastos y formalismos, sobre todo porque el hecho de tener un negocio aquí supone el pago de una serie de gastos, tasas y cotizaciones desde el primer momento, aunque el negocio aún no haya producido ni un céntimo de beneficio. En ese aspecto sí que tenemos mucho que mejorar. Sin embargo lo realmente difícil de emprender y sacar adelante la empresa no es montar el negocio sino hacerlo crecer, que sea rentable y que dure en el tiempo.

Ese es el auténtico problema y lo que hace que la inmensa mayoría de las empresas que se crean no llegue a durar más de tres años.

Archivado en Creación de empresas, Dificultades, Emprendedores, Trámites
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs