Educación financiera en las aulas, cuestión de necesidad

Educación financiera en las aulas, cuestión de necesidad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Aunque es triste reconocerlo, es la cruda realidad, la gran mayoría de los ciudadanos españoles tienen una cultura financiera inferior a la que deberían o incluso desearían. ¿Cuál podría ser la solución a ello? Una mayor educación financiera desde la base; una utopía que podría no estar tan lejos de suceder.

Educación Financiera y Tributaria en la escuela

Quizá con una mayor cultura financiera nos hubiéramos ahorrado algún que otro disgusto. El analfabetismo financiero provoca situaciones como las que estamos viviendo con las participaciones preferentes, la colocación de acciones por parte de Bankia entre sus clientes, los pagarés de Nueva Rumasa, Forum Filatelico, Gescartera, y por desgracia un largo etcétera.

Difícilmente un alumno español al terminar la secundaria nos podría explicar claramente lo que es una hipoteca y las consecuencias que puede tener su impago, lo que son los tipos de interés, el PIB, la inflación, el IRPF y otra serie de conceptos económicos básicos para movernos por la vida sin dificultades.

Durante años, los que sabían un poquito más que el resto, se frotaban las manos ofreciendo sus servicios asesoramiento financiero, declaraciones de la renta, etc. ¿Llegará el fin de esos días?

Según ha informado Europa Press, la Comisión de Hacienda del Congreso, ha aprobado una iniciativa en la que se insta al Gobierno a poner cartas en el asunto e incluir la cultura financiera y tributaria en los planes de estudio.

Desde mi punto de vista es una cuestión esencial transmitir a los alumnos ya desde una edad temprana una cultura financiera. Desde muy jóvenes las personas están expuestas a las necesidades financieras, hoy más que nunca con la enorme cantidad de transacciones que se hacen a través de la red mediante el comercio electrónico.

Dinero Educar al alumno en cuestiones como la suplantación de identidad a través de la banca on-line es elemental, no es la primera vez que recibo algún correo electrónico en el que “tú banco” te informa de que has ganado 100 €, que inicies la sesión en la banca virtual de tu entidad financiera desde el enlace que te facilitan en el correo electrónico, el cual te hace llegar a un portal prácticamente idéntico al de tu banco, para un ojo crítico de una persona habituada a las finanzas es claro, pero existe una infinidad de personas que caerían en la trampa, hasta el tesorero de un ayuntamiento ha caído en el engaño.

Algo que se le debería transmitir al ciudadano, desde muy joven, es el uso de las tarjetas de crédito, diariamente nos vemos acosados por publicidad que nos ofrece tarjetas de crédito gratuitas de por vida, sí, es verdad, pero como no la activemos correctamente mediante la modalidad de pago total a final de mes, puede que nos veamos pagando el televisor que acabamos de comprar, hasta nuestra jubilación, con un tipo de interés del 25% TAE.

Desde la escuela debemos estar informados de los riesgos que conlleva la contratación de un préstamo o una hipoteca, quizá si conociéramos todos sus riesgos algún desahuciado no había entrado en ello.

La planificación de la jubilación debería ser algo que desde jóvenes interioricemos, ojalá me equivoque, y quizá volveremos a tiempos de bonanza y burbujas, pero la demografía y la dirección que está cogiendo España dificultará la sostenibilidad de las pensiones. ¿Cuánt@s chic@s de entre 18 y 20 años han pensado en contratar un plan de pensiones en un futuro próximo? ¿Saben lo que es? ¿Saben como se calculará su virtual futura jubilación?

Una mayor educación frente a las finanzas, reduciría el fracaso empresarial conocer de forma básica la tipología de formas societarias o una guía de un plan de negocio, podría ayudarle a los mas aventureros a evitarse algún que otro susto.

Quizá una mayor cultura tributaria, y trasladar al alumno desde pequeño que “hacienda somos todos”, podría ayudar a evitar en alguna medida la corrupción y la economía sumergida, lacra de este país.

Todas estas cuestiones y carencias, unidas a la baja formación que tienen en algunas ocasiones, por suerte cada vez menos, los comerciales de banca hacen que acabemos en la situación de sentirnos estafados legalmente. Quizá como afirma la directora del Instituto BME, en una entrevista, la crisis hubiera tenido menos impacto con más educación financiera

¿Llegará la educación financiera a las aulas? Esa cuestión está todavía por ver, mientras tanto puedes visitar páginas como Red Educación Financiera creada por CECA; o Finanzas para todos creada por el Banco de España, y por supuesto leer diariamente los artículos publicados en este mismo blog.

Archivado en Banca, Cajas de Ahorro, Crisis, Educación, Educación financiera, España, Finanzas, Mercados financieros
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs