Actualidad, Internacional, Mercados »

Análisis sobre las reformas y el sistema financiero mundial (III)

J.Cordal Lagares

Continuamos con el análisis de las reformas financieras acercándonos un poco más al presente. Hoy revisamos los cambios sufridos en los dos últimos años.

2011

1- Medidas adoptadas para el reforzamiento del sistema financiero. Las entidades siguen recibiendo fondos pero no prestan dinero por cumplir el acuerdo de “BASILEA III” que exige un mayor core capital: mayor tasa de capital de primera calidad en relación a los créditos concedidos. BASILEA III exige un core capital del 8% para el 2013. En julio se realizan las pruebas del Comité Europeo de Supervisores Bancarios -CEBS- estableciendo el CORE CAPITAL al 6%, y que concluye que hay una existencia de necesidades de capital de 2.000 millones de euros.

No pudieron cumplir con la función de canalizar el crédito dado el aumento de préstamos de dudoso cobro, el descenso de la actividad bancaria y el deterioro de los activos financieros. Las reformas al respecto aluden al aumento de los requisitos de capitalización, reforzar solvencia -aumento del capital de máxima calidad- y acelerar la reestructuración, recapitalización con apoyo del FROB -compra de acciones temporal- concediendo la administración al mismo de las entidades participadas y la venta de las acciones en el plazo de 5 años.

2- Creación del fondo de garantía de depósitos de entidades de crédito. Se ha creado en 1977 pero en 2011 se unifica -192 entidades en un solo fondo: bancos, cajas y cooperativas de crédito- con una aportación máxima del 3 por mil por depósito garantizado. El FGD cubre pérdidas, mientras el FROB se puede endeudar o solicitar más aportación -aportación del dos por mil-. Las necesidades de capital son superiores en las cajas y el fondo de las cajas de ahorro sigue financiando al FROB. El BDE exige un CORE CAPITAL del 10%

El FGD es una garantía de 100.000 euros en distintas condiciones:

Hay un descenso de los pasivos, por lo tanto las entidades reducen sus pasivos. Al cierre del 2011 los bancos comercializan productos no cubiertos con una rentabilidad superior -pagarés, cuotas participativas y participaciones preferentes-.

2012

1- Saneamiento del sector financiero. La Comisión Europea publica que las ayudas serán de 88.000 millones de euros -8,4% del PIB español-, aunque las comprometidas fueron superiores a las verdaderamente usadas. Falta aumentar la confianza en el futuro del sector bancario para hacer frente a los pagos -crisis de solvencia-. Las ayudas no fueron para aumentar la financiación de la economía sino para sanear la banca y aumentar el CORE CAPITAL, aumentar provisiones -vivienda terminada al 35%, promociones inmobiliarias al 65% y el suelo al 80%-.

Se proponen como medidas la separación de la banca de inversión de la banca comercial y la prohibición de invertir en activos de alto riesgo. FROB: plan de desinversión en las entidades de 5 a 3 años, plazo para la venta de títulos de 1 a 2 años. Excedentes de libre disposición inferiores al 10% se considerarán, muy distinto a la Obra Social. Establece remuneraciones máximas percibidas por directivos de entidades participadas -600.000 euros-, ausencia de parte variable o beneficios discrecionales. En resumen, poner el sistema español al servicio de los grandes bancos sin responsabilidad para los gestores.

2- Saneamiento y venta de los activos inmobiliarios del sector financiero. Creación de lo que hoy conocemos como “SAREB o banco malo” para inyectar liquidez a los bancos por exigencias de la UE que ordenan:

El BDE cifra en 184.000 millones de euros mientras a día de hoy Oliver Wyman lo cifra en 400.000 millones de euros la cifra de activos tóxicos. Se informa de que la financiación del Banco malo será de 100.000 millones de euros por parte de la inversión de la UE, emisión de acciones y emisión de deuda pública, pero sabemos que el total ascenderá a 500.000 millones de euros -100.000 de inversión pública y 400.000 millones de euros que podrá aceptar de inversores privados-. Desaparece el SIP para nuevas fusiones. Emisión de COCOS -bonos convertibles contingentes- en caso de incurrir en déficit por provisiones.