Mario Draghi confirma que el BCE está estudiando llevar a terreno negativo la tasa de depósito

Mario Draghi confirma que el BCE está estudiando llevar a terreno negativo la tasa de depósito

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El pasado jueves el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, confirmó lo que se esperaba y es que los tipos de interés bajen 25 puntos básicos y se sitúe la tasa actual en un 0.5%, pero lanzó a la vez un mensaje que para los mercados, bancos y demás instituciones parece más importante. En lo que algunos catalogan como magistral intervención verbal anunció que la institución está estudiando llevar a terreno negativo la tasa de depósito.

Presidente BCE

Además de rebajar los tipos de interés hasta el mínimo histórico del 0,5%, el Banco Central Europeo a través de la figura de su presidente apuntó que la entidad está lista técnicamente para rebajar a terreno negativo la tasa de depósito por primera vez. Uno de los puntos que el presidente quiso puntualizar es que aprecia riesgos involuntarios ligados a esta medida, pero que podrán ser capaces de afrontar y lidiar con las consecuencias si deciden actuar.

La economía europea sigue contrayéndose y ya ha alcanzado ahora a países que no han tenido problemas en el pasado. Ésta es la causa por la cual los miembros del Banco Central Europeo están buscando medidas para reactivar la economía, y si para ello hacen falta medidas excepcionales estarán dispuestos a tomarlas.

Pero, ¿qué es la tasa de depósito que paga el BCE?

La tasa de depósito es la tasa que el Banco Central Europeo le paga a los distintos bancos que optan por depositar su dinero allí en forma de depósito. Es el tipo de interés que el BCE le paga a estos bancos por dejar su dinero a salvo en sus arcas. Es la opción más escogida por los bancos, ya que en tiempos de crisis saben que es una manera de guardar su dinero y quitarle una poca rentabilidad. Esta vía es una alternativa a la concesión de créditos a familias y empresas. Tanto los créditos como los depósitos en el BCE forman parte del Activo de un banco y, lo que queda claro, es que en tiempos como los que corren la vía de los depósitos en el BCE es la más segura y la que garantiza que no habrá riesgo de impago.

¿Qué implicaría que esta tasa llegara a valores negativos?

Ahora podemos ver qué pasaría si esta tasa llegara a valores negativos, como parece que están estudiando desde Frankfurt. El Banco Central Europeo empezaría a cobrar a los bancos por dejar el dinero en la institución. La primera consecuencia que se aprecia de la medida es que esto activaría el crédito en Europa, mercado el cual está en estos momentos parado completamente. Los bancos ya no optarían por depositar su dinero en el BCE porque tendrían que pagar por ello, y ese dinero se destinaría a créditos.

Un dato a tener en cuenta es que cerca de 120.000 millones de euros se depositan diariamente en el BCE. Se imaginan que ese dinero pudiera llegar a las empresas y familias en forma de crédito. Pero en contra de España hay que decir que los bancos españoles sólo depositan en torno a 11.000 millones de euros, lo cual no parece mucho, pero si sería una manera de empezar a activar el mercado de crédito. Esta medida sí reduciría los costes de refinanciación de los bancos en unos 2.500 millones de euros, sobre todo para las entidades de los países periféricos. Si fuera así y es verdaderamente lo que se pretende con la medida como así parece, ¡Ánimo Mario! Intenta buscar las vías y la manera de que esta medida cree los efectos deseados y las consecuencias indirectas sean lo menos devastadoras posibles.

Draghi-De Guindos

Lo que está claro es que sería una medida excepcional, que hasta ahora sólo han emprendido países como Dinamarca y, en algún momento puntual, Suecia y Suiza. EEUU y Japón los han evitado hasta ahora y el Banco de Inglaterra ha señalado que es muy poco probable que adopte una decisión así.

Los mercados simplemente ven la comparecencia como una lección magistral de intervención verbal, una de las más de las que nos tiene acostumbrados.

Simplemente un ejemplo de cómo controlar a los mercados con un simple mensaje, aun sin saber estos si esta medida se va a llevar a cabo o no.

Ejemplos de anteriores intervenciones verbales

Son muchas y variadas las anteriores intervenciones verbales realizadas por Mario Draghi. Con una imagen seria, tranquila y sabiendo lo que decir en todo momento, lo que parece es que transmite confianza a los mercados. Lo que está claro es que su perfil pausado, con un inglés impoluto y transmitiendo la seguridad de saber qué hacer en todo momento es uno de sus puntos fuertes para poder calmar a veces a unos mercados que no pueden ser calmados.

Éste es un ejemplo de una intervención verbal realizada en el último año:

“There is no doubt whatsoever about the strenght of the euro, about its permanence, about its irreversibilty”. (No hay ninguna duda sobre la fortaleza del euro y sobre su permanencia e irreversibilidad).

Ésta puede ser su frase más famosa y la más conocida en este año:

“The ECB is ready to do whatever it takes to preserve the euro, and believe me, it will be enough”. (El BCE está listo para hacer todo lo que sea necesario para salvar el euro, y creerme, será suficiente).

Puntos en contra de la tasa de depósito negativa

Como dijo el miembro del consejo del BCE, Ewald Nowotny:

“Es exagerada la reacción del mercado a los comentarios de Dragh, en este momento el BCE no tiene planes para reducir la tasa de depósito por debajo de cero. Si bien se trata de una de las muchas opciones, no es una opción que sea relevante en el futuro cercano”.

El peligro potencial es que una rebaja puede terminar perjudicando la rentabilidad de los bancos al reducir las tasas del mercado de dinero, lo que podría obstaculizar la oferta de crédito a empresas y familias aún más y reducir los incentivos de los bancos para prestar a las contrapartes.

Esta medida puede crear un incentivo para no prestar, ya que podría aumentar los costes para los bancos, al reducirse los márgenes, ya que ese dinero pasaría a estar en el Pasivo del banco y sería dinero que tendría que devolver y así podrían estar aún menos dispuestos a prestar.

Lo que queda claro es que el BCE se desmarca de Alemania y deja claro que no se va a dejar influenciar por nadie, y que nadie va a alterar su integridad. Si esta medida es la adecuada o no y cuándo se llevará a cabo si es que se lleva, sólo se sabrá en las siguientes intervenciones de Draghi, y cómo se llevará a cabo para que verdaderamente produzca el efecto deseado y no es otro que fluya el crédito. En esta última comparecencia lo que sí se aprecia es que Draghi demostró y demostrará que el BCE aún dispone de arsenal suficiente para evitar más ataques al euro.

¿Creéis que en este caso se queda en una intervención verbal o quiere ir más allá? ¿Qué medidas creéis que pueden tomar desde el BCE para impulsar el crédito? ¿Creéis que esta puede ser una medida acertada?

Archivado en BCE, España, Mario Draghi, Sistema bancario, Tasa de depósito, Unión Europea
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs