Actualidad, Empresas, Opinión »

Samsung reina en número de terminales sobre Apple en el primer trimestre del 2013

Juan Antonio Ferre

Presentados los resultados del primer trimestre del 2013, la empresa surcoreana nos ha dejado boquiabiertos. Samsung ha aumentado su beneficio neto en un 41,5% — llegando a 4.950 millones de euro– con respecto al mismo periodo del año pasado.

Gran culpa de estos resultados se debe a su división de tecnología y comunicaciones móviles, que crecieron un 46% interanual hasta 22.720 millones y sus beneficios operativos hasta 4.500 millones. Gracias sobre todo a la elevada demandada de su producto estrella Galaxy S3 –se han vendido 50 millones de unidades en todo el mundo– y el exitoso Galaxy Note 2, además de contar con otros smartphones que abarcan una amplio espectro de targets.

Para que tengamos una idea más global, la cuota de mercado de los smartphones de Samsung creció hasta el 32,7%, frente al 28,8% del año pasado. Mientras que su gran rival, Apple ha bajado del 23% al 17,3%. Samsung vendió en todo el mundo entre 68 y 70 millones de smartphones (de todas sus gamas) en comparación con los de Cupertino con unos 37,4 millones de terminales. En resumen sus cifras de terminales son más teléfonos inteligentes vendidos que Apple, LG, ZTE y Huawei juntos. Su estrategia para el próximo trimestre, es seguir invirtiendo en I+D para fortalecer su ventaja competitiva y sacar al mercado nuevos productos para satisfacer todas las necesidades de los potenciales consumidores.

También hay que añadir que, lógicamente, la división de electrónica de consumo se ha visto afectada en la venta de televisores y electrodomésticos por la clara crisis financiera, aunque se ha visto compensada por la demanda en los países emergentes.

Esto es lo que dicen los números globales, ahora deberíamos mirarlos en más profundidad. La gran cantidad de terminales vendidos por Samsung obedecen al amplio espectro que abarcan, desde una gama alta –comparable a iPhone–, pasando por gama media y baja, y sin olvidar el concepto phablet, como es el Galaxy Note, este concepto ni lo contempla Apple. Como ya hemos hablado en un artículo anterior, los californianos hasta la fecha no habían contemplado distintas gamas de producto y solo han ofrecido un terminal de alta gama y exclusivo –o por lo menos esa era la intención–. Por lo que estos resultados deberíamos ponerlos entre comillas, por lo menos hasta que Apple decida la estrategia a seguir, o sigue ofreciendo exclusividad o entra de lleno en la batalla por la cuota de mercado. Hablando de resultados económicos, los de Cupertino siguen siendo los reyes con un beneficio superior a 9.500 millones en este trimestre comparado con los 4.500 millones de los surcoreanos.

La estrategia de Samsung parece clara, seguir creando nuevos productos para abarcar a la mayor cantidad de segmentos posibles y en principio mejorar lo ya existente –mejor batería, más grande, mejor calidad–. Me atrevería a adelantar un futuro movimiento estratégico, no muy lejano, la aparición de su nuevo S.O. Tizen en algún terminal de alta gama ahora que ya tiene gran parte de la cuota de mercado.