Actualidad »

El Gobierno planea subir el IVA de algunos productos

Cristian Varela

El Banco Central Europeo (BCE), aclara que lo mejor para España es bajar impuestos y reducir el “gasto público improductivo”, refiriéndose a los nuevos ajustes que tendrían que llevarse a cabo por el Ejecutivo español. Con el objetivo de favorecer el crecimiento, las reformas estructurales, según el BCE, son una condición necesaria para poder salir de la recesión e impulsar el crecimiento.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó el pasado miércoles que las intenciones del Ejecutivo no contemplan una subida del IVA superreducido (4%) (productos de alimentación básica, por ejemplo); aunque creen que en un futuro será necesario “tocar” algún que otro impuesto. Y es que las recomendaciones de la Comisión Europea se basaban en suprimir algunos productos que mantienen el IVA superreducido.

Recalcando e insistiendo en las recomendaciones de la Comisión, Rajoy aclaraba que “no pensamos tomar de momento ninguna decisión”, y añade que, “no tenemos interés en subir los impuestos”. Por otra parte, Rajoy achaca la subida que se hizo el año pasado del tipo general del IVA del 18 al 21% al “compromiso de consolidación fiscal con la Unión Europea”. Las declaraciones de Rajoy del miércoles cambiaron radicalmente de óptica comparadas con las del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. La disparidad de opiniones se plasma en el propio Ejecutivo.

El ministro Soria, admitió el pasado jueves que el Ejecutivo tiene intenciones de “tocar” el IVA de algunos productos con tipo superreducido, no obstante, el ministro Soria, se muestra partidario de que el IVA del turismo y la hostelería se mantenga en su 10% actual.

Las intenciones del ministro radican en subir los productos con cotización superreducida (4%) a reducida (10%). Esto quiere decir que algunos productos como el pan, la leche, los huevos, frutas, verduras, cereales, libros, periódicos, medicamentos, prótesis, material escolar o las viviendas de protección oficial (VPO) pasarían del 4% al 10% de IVA. Lo que significaría que si actualmente un litro de leche de marca cuesta 1,37€, pasaría a costar 1,45€ con el nuevo tipo reducido del 10%.

Un cambio que parece “poco significativo” pero si se hace la suma al total de productos de la cesta habitual de la compra, sería un varapalo contundente para el consumo y para el nivel de alimentación medio de la población española, que no hay que olvidar el contundente índice de pobreza en España, que ocupa ya más del 20% de la población.

No obstante, Soria evita que califiquen tal medida como “una subida del IVA” pues achaca que la subida del IVA “solo se considera cuando el tipo general pasa del 10% al 15%”. Eufemismos aparte, Soria justifica esta medida, alegando que “el resto de países no tributan al tipo superreducido”.