Actualidad, Empresas »

Samsung consigue vetar algunos productos de Apple, en Estados Unidos

Juan Antonio Ferre

Finalmente la Comisión de Comercio Internacional de EEUU –ITC– falla a favor de Samsung en la batalla por las patentes que han estado librando en este país. Esta decisión, sin precedentes e irreversible, ha sido un duro golpe para Apple, que ha supuesto la prohibición de la importación, comercialización y distribución de algunos modelos de dispositivos. Concretamente los modelos iPhone 4, iPhone 3GS, iPad 3G y iPad 2 3G. Pero que no cunda el pánico entre los incondicionales de la manzana mordida, esta sentencia solo tiene aplicación en Estados Unidos y solo para la compañía AT&T.

¿He leído irreversible? Sí, es irreversible, aunqué la compañía dirigida por Tim Cook no ha tirado la toalla. Pero esta vez solo tiene dos posibilidades, puede presentar una apelación ante un tribunal federal o buscar la reversión del fallo por una orden presidencial de EEUU (esta opción en principio está desestimada ya que históricamente el presidente no suele interferir en este tipo de decisiones).

Volviendo al cuerpo de la sentencia, la patente en cuestión con número 7.706.348, se refiere a tecnologías relacionadas con la codificación de comunicaciones móviles que permite transmitir múltiples servicios de forma simultanea a través de la tecnología 3G.

Pero, ¿no se había fallado ya a favor de Apple? Pues sí, en el veredicto inicial los de Cupertino no infringía la patente en cuestión –ni otras 3 más–, aunque ahora, la Comisión ha cambiado su opinión definitivamente tras la modificación de varios términos importantes en la demanda (aunque mantiene el uso lícito de las otras tres patentes por parte de Apple). Perfecto movimiento legal por parte de Samsung.

Esta sentencia supone un impacto más moral que económico para los de Cupertino, ya que los dispositivos afectados son una pequeña parte de sus fantásticos beneficios. Debido a que la gran mayoría de ventas actualmente son de los modelos iPhone 4S y el iPhone 5. También debemos tener en cuenta que en breve el iPhone 4 será menos relevante (por la futura presentación de su nuevo modelo).

¿Qué opináis sobre el uso de la ley para entorpecer a la competencia? ¿Todo vale para desacreditar al rival? ¿Deja una buena imagen de Samsung? ¿Y de Apple?