Actualidad, Fiscalidad, Internacional »

Ingeniería fiscal en su máximo esplendor: las gigantes tecnológicas

Cristian Varela

A pesar de ser las empresas más grandes de tecnología a nivel mundial, en materia de fiscalidad, en España representan ser “una más” entre las empresas tecnológicas por su baja tributación. En el ámbito fiscal, empresas como Microsoft, Apple o Google, han diseñado una ingeniería financiera capaz de desviar gran parte de sus ingresos a otros países europeos con baja fiscalidad. Luxemburgo, Suiza y el preferido por gran parte de las multinacionales, Irlanda, son algunos ejemplos de países con baja tributación (12,5% en Irlanda frente al 35% en España).

Los operadores de telecomunicaciones europeos se han hecho eco de las maniobras fiscales de las grandes multinacionales tecnológicas y declaran que perjudican a la competencia gravemente. Un dato: actualmente, más del 95% de las ventas de Microsoft, Apple o Google tributan en Irlanda.

Algunos ejemplos

Microsoft ingresó en 2011 un total de 157,6 millones de euros, la cual destinó a Microsoft Ireland Operations Ltd. el 80% de sus ventas en España, 125 millones. Actualmente, la filial española de Microsoft tiene abierto un proceso de inspección con Hacienda, la cual le reclama 11,9 millones.

Apple generó en España ventas por valor de 76,3 millones de euros. No obstante, en vista de la Hacienda española, Apple obtuvo una ridícula cifra de beneficios antes de impuesto de 364.138 euros, un 0,4% de sus ingresos. Es decir, que Apple pagó en 2011 tan solo 143.115 euros a pesar de facturar 76,3 millones.

Google España ha declarado pérdidas en 2009 y 2010, por lo que en la declaración de la renta les sale a devolver. Facturó en 2011 tan solo 38,3 millones de euros, gracias en parte también a la refacturación que se produjo en Google Ireland.

Facebook España obtuvo 1,7 millones de euros en ingresos y pagó a Hacienda unos 39.740 euros.

¿Qué opina el Gobierno?

El Ejecutivo cree que empresas como Apple, Microsoft o Google “cometen de forma recurrente fraude fiscal, evasión de impuestos e ingeniería fiscal”. Con el objetivo de reducir este fraude fiscal y estas prácticas abusivas, el Gobierno ha puesto en marcha la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI).

La patronal de telecomunicaciones European Teleccomunications Network Operators Association (ETNO) ha pedido al presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, un cambio en la política europea, haciendo especial mención a la propuesta de la vicepresidenta de la Comisión, Neelie Kroes, que consiste en la rebaja del precio del roaming. La organización de operadores móviles GSMA también ha criticado las políticas de Kroes, declarando que la comisaria debería de aclarar sus intenciones frente a los operadores.

Un sector que necesita un cambio

El modelo tradicional ya se ha quedado obsoleto. Mientras los operadores vivían el cambio apoltronados en los SMS y las llamadas, los servicios over the top (OTT) como WhatsApp o LINE vinieron para quedarse.

Estos servicios de mensajería han arrastrado pérdidas constantes en la facturación de SMS y llamadas de los operadores, pero un claro aumento de la contratación de una tarifa de datos. Según datos de la CMT, los ingresos del negocio móvil cayeron más de un 15% en el pasado año. Los principales operadores de telefonía en España (Movistar, Vodafone y Orange) arrastran una tendencia a la baja desde hace bastantes años.

Los beneficiados de tal tendencia son en primera instancia, los Operadores Móviles Virtuales (OMV), seguido de Yoigo. La diversificación y agresividad de precios de sus tarifas hacen que las OMV sean una clara opción para reducir gastos en nuestro teléfono. Algunos ejemplos de OMV son Pepephone, Másmóvi o Tuenti Móvil, las cuales justifican los bajos precios a que no tienen presencia física en establecimientos, tan solo on-line.