Actualidad, Empresas, Fiscalidad »

Expediente sancionador a petroleras por pactar precios

Francisco Rodríguez

En el artículo dedicado al efecto lunes en las gasolineras os contábamos cómo por este hecho la Comisión Nacional de la Energía (CNE) abrió en su momento un expediente informativo a las petroleras, expediente al que no hicieron mucho caso. Pues bien, ahora ha sido la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) la que ha abierto sendos expedientes sancionadores a seis petroleras (Repsol, Cepsa, Disa, Meroil, Galp y BP).

La decisión de abrir estos expedientes se tomó después de que la CNC abriera una investigación el pasado mes de mayo para detectar posibles prácticas no competitivas en la distribución de combustible de automoción. En concreto, se inspeccionaron las sedes de Repsol, Disa, Meroil, la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), BP y Cepsa (las dos últimas en julio y las restantes en mayo).

Dichas prácticas, según la CNC, consistirían en el pacto del precio de los combustibles, así como en condiciones comerciales.

Expedientes sancionadores

Los dos expedientes van dirigidos a compañías distintas. Así, el primero se dirige a Repsol, Cepsa, Disa, Meroil y Galp por conductas encaminadas a la coordinación en materia de precios, clientes y condiciones comerciales, así como en el intercambio de información comercial sensible.

El segundo expediente se le ha abierto a las compañías Repsol, Cepsa y BP para esclarecer si éstas coordinaron los precios con los distintos empresarios independientes que operan en sus respectivas redes de distribución.

Una consecuencia de todo esto es la rigidez que existe en España en cuanto al establecimiento del precio de las gasolinas por las distintas compañías. Esto es así hasta tal punto, que a finales del mes pasado el ministro José Manuel Soria afirmó que los márgenes comerciales de las petroleras en España son superiores a los del resto de Europa y que esto ocurre porque hay poca competencia.

Así, por ejemplo, en España los impuestos asociados a los carburantes alcanzan el 50%. Después de impuestos el litro de carburante está por debajo de la media europea.

Respuesta de las petroleras

A todo esto, Repsol ha contestado diciendo que ejercerá su derecho a defensa en contestación a los dos expedientes sancionadores que se le han abierto, ya que considera que sus prácticas se ajustan perfectamente al derecho de la competencia, y que no existe ninguna práctica comercial restrictiva de la competencia.

En cuanto a Cepsa, dice que está convencida de que actúa según las leyes de la competencia y que seguirá colaborando con la CNC en lo que sea necesario, y que aunque respeta la decisión, no la comparte.

En cualquier caso desde aquí esperamos que todo este “lío” se traduzca en una verdadera competencia en el precio de la gasolina, y que el consumidor realmente pueda elegir en qué estación llenar su depósito en función del precio del combustible.