Opinión »

Made In China: Consejos para regatear sin morir en el intento

David Sanmartín

Como conocedores de lo que cuesta ganar el dinero, los chinos son muy fans de ahorrar unos centimillos, así que las compras on-line están a la orden del día y, para el día a día los más geeks suelen usar aplicaciones en sus smartphones capaces de escanear los códigos de barras de los productos para obtener la lista de los supermercados donde estos productos están unos céntimos más baratos (la que uso más es WoChaCha y es una maravilla).

A muchos os sonará que en este país es extremadamente importante el regateo y la verdad es que no váis desencaminados. Si bien es cierto que no en todos los sitios se puede regatear e, intentarlo os va a dejar en muy mal lugar, se puede hacer en lugares donde los precios no están fijados mediante carteles o en tiendas que no son cadenas de supermercados, que siguen las tradiciones “occidentales”.

La diferencia es muy clara y en seguida nos daremos cuenta de dónde se puede regater y dónde no, pero las claves para conseguir un buen precio en este tipo de lugares (recomendación personal, si estáis en Shenzhen, visitad el mercado de la electrónica más grande del mundo: HuaQiangBei) es seguir las siguientes reglas – muchas de ellas, bastante obvias -:

Para acabar, es importante pensar que esto no es una competición para ver quién consigue el precio más barato, así que si después de hablar con unos amigos descubres que ellos han conseguido el mismo producto que tu unos euros más barato, no te preocupes, recuerda que tu pagaste el precio que te pareció justo y con eso deberías estar contento.