Actualidad, Empresas, Opinión »

El nuevo rumbo de Nokia, hay vida tras el sector de la telefonía móvil

Juan Antonio Ferre

Mucho se ha hablado de la adquisición por parte de Microsoft de la división móvil de la finlandesa Nokia, recientemente publicado por nuestros compañeros de WinPhone, después de meses y meses de rumores de compra por diversas compañías, Pero me gustaría darle una vuelta de rosca a lo que supone esto para esta empresa. Para empezar, este hecho ha forzado un cambio de su actual estrategia, centrándose en su división de equipos de telecomunicaciones -NSN (Nokia Siemens Networks)-.

Precisamente el mismo movimiento que realizó Ericsson hace unos años, cuando abandono su segmento de telefonía móvil, vendiendo su participación de la empresa Sony Ericsson al grupo japonés. Y dedicándose de esta manera al segmento de los equipos de telecomunicaciones, convirtiéndose de este modo en una empresa muy fiable, obviando las fluctuaciones que supone el mercado de gran consumo. ¿Os resulta familiar?

Pero volvamos a Nokia, la venta de esta división,¿qué supone? Esto indica la propuesta de apostar por su negocio de equipos de telecomunicaciones, NSN -de la cual adquirió el resto de su participación a Siemens-. Apostar por un negocio que sufrió una gran reestructuración, en la cual se recortaron 17.000 empleos y que actualmente es una división rentable y con un gran volumen de ventas.

¿Pero que le espera en este sector? Los inversores más optimistas opinan que todo lo malo ha pasado (algo que no es de extrañar, ya que sus acciones han aumentado un 41% y lo que están buscando es una empresa fiable y rentable), los malos datos acumulados en sus cuentas se deben a su división de gran consumo, y con la venta a Microsoft, estos problemas deben desaparecer poco a poco. Afianzándose en el tercer puesto en el mercado de las redes móviles, todo esto apoyado por su cartera de patentes.

Aún así, pese a que todo parece ir sobre ruedas, no todo es tan favorable. Ya que el segmento de los equipos de telecomunicaciones esta repleto de grandes empresas como son Ericsson, Huawei y ZTE. Realmente la entrada de competidores asiáticos y el asentamiento del fabricante sueco pondrá muy difícil la pelea por el tercer puesto del mercado.

Vosotros que opináis de esta decisión, ¿es acertada? ¿Podrá sobrevivir con esta división y con sus patentes?