Ahorro »

El Rincón del Inversor: Depósito Estructurado Garantizado Santander Iberdrola Digital

David Pazos Carballal

En anteriores ocasiones, ya os hemos hablado de los Depósitos Estructurados de forma genérica, pero en esta ocasión solventando una consulta de un lector vamos a hacer un análisis pormenorizado de un depósito en concreto que se está comercializando actualmente, se trata del Depósito Garantizado Santander Iberdrola Digital

El Depósito Garantizado Santander Iberdrola Digital comercializado por Bankinter, se trata de un depósito estructurado, cuyo capital está 100% garantizado, y en el que como su nombre indica la rentabilidad dependerá de la evolución en bolsa de las acciones de Banco Santander e Iberdrola.

El precio inicial a tener en cuenta, será el del 18 de octubre de 2013, tomando el precio oficial de cierre de la acción de Banco Santander S.A. e Iberdrola S.A. publicado por la Bolsa de Madrid. Contrastaremos ese precio inicial con el precio al vencimiento del depósito, que es de 18 meses, lo que nos lleva a una segunda observación el 17 de abril de 2015.

En este caso, marcar unos horizontes de rentabilidad es relativamente sencillo, no se trata de uno de los depósitos estructurados más complicados, y en esta ocasión Bankinter ha optado por una opción bastante transparente. Los horizontes de rentabilidad que se nos plantean son los siguientes:

En el caso de que las dos acciones, el 17 de abril de 2015, coticen con un precio superior al del 18 de octubre de 2013, se abonará un cupón del 4.60% (3,03% TAE) y devolverá el 100% del capital invertido.

En el caso de que no se cumpliera esta condición, se abonará un cupón del 1.75% ( 1,158% TAE) y devolverá el 100% del capital invertido.

Muy importante en esta serie de casos, y es fijarnos en lo que denominamos TAE, pues esta tasa es la que nos permitirá comparar con otros depósitos y otros vencimientos. Cuando nos hablan de cupón, se refieren el pago bruto, sin tener en cuenta el concepto temporal.

¿Es interesante el depósito?

Una cuestión al margen de si la bolsa esta subiendo, o bajando, pues a 18 meses, nunca sabremos como estará, es ver si las acciones están correlacionadas o no, para ello, lo mejor es ver un gráfico comparativo, de los dos últimos años, colocando la cotización de ambas acciones en el mismo.

En este caso, podemos observar, que el comportamiento de las dos acciones ha sido bastante parejo, es muy importante ver esto, porque en este tipo depósitos en ocasiones, ponen una cesta de acciones que se comportan de una forma muy distinta, lo que hace que si una sube, la otra baja, lo que complica el cumplimiento de los requisitos para obtener la máxima rentabilidad.

Otra cuestión a tener en cuenta, es la rentabilidad mínima y máxima del producto, en este caso obtendremos al menos un 1,158% TAE y un 3,03% TAE en el mejor de los casos. La rentabilidad mínima, no es excesivamente baja, pero es superada por la gran mayoría de depósitos al plazo de 18 meses.

En el caso de la rentabilidad máxima, a mi modo de parecer, me parece escasa para arriesgarnos al comportamiento del mercado, pues en la misma entidad, podemos obtener depósitos con una rentabilidad similar, si cumplimos ciertas características.

Por último, debemos tener en cuenta la posibilidad de cancelación, generalmente este tipo de depósitos no permiten cancelación anticipada, o si lo hacen es con unos requisitos determinados, en este caso la cancelación se podrá hacer mensualmente, los días 3 de cada mes a partir del 3 de diciembre de 2013 y no se admitirá cancelación anticipada parcial.

Desde mi punto de vista no se trata de un mal producto, pro hay mejores opciones en el mercado, incluso en la misma entidad que lo comercializa. ¿Tú que opinas? Estamos esperando tus comentarios.