El cómputo de días y los plazos en las presentaciones y notificaciones de la AEAT

COMPARTIR TWITTEAR

El lunes pasado terminó el plazo para realizar la presentación del modelo 303. Esta vez, como el plazo límite para presentar dicho modelo cayó en domingo, la presentación fue pospuesta hasta el primer día hábil siguiente, es decir, el lunes. Como siempre que llegan estas fechas nos entran las dudas sobre cuál es el último día en el que podemos proceder a la presentación. También, en muchas ocasiones, desconocemos como se computan los plazos de las notificaciones que nos llegan.

Caldendario Plazo

Siempre que llegan las finalizaciones de los plazos nos entran las dudas sobre cuál es el último día en el que podemos proceder a la presentación. También, en muchas ocasiones, desconocemos como se computan los plazos de las notificaciones que nos llegan. Por esto, en este post vamos a tratar de poner a vuestra disposición esa información y refrescar un poco cuáles son los principios básicos en lo referente a los plazos en las presentaciones tributarias.

Cómo contar los plazos de una notificación de la AEAT

Para realizar el cómputo de plazos en la tramitación administrativa hay que tener en cuenta tres elementos:

  1. La medida del tiempo en la que el plazo viene dado; ya sean días, meses o años.
  2. El día en el que empieza a contar el plazo, es decir, el día inicial.
  3. El día en que termina el plazo, el día final.

También se debe tener presente el calendario del contribuyente que la Administración pone a disposición cada final de año. Estaremos atentos porque en las próximas fechas estará disponible el calendario del contribuyente del año 2014, y os lo comunicaremos en cuanto sea publicado. Con carácter general, se consideran días inhábiles:

  • Todos los domingos.
  • Determinadas fiestas de carácter religioso establecidas en el territorio nacional: 15 de agosto; 1 de noviembre; 8 de diciembre y 6 de enero.
  • Fiestas de ámbito nacional reconocidas en el Estatuto de los Trabajadores: 1 de enero; 1 de mayo; 12 de octubre y 25 de diciembre.
  • Fiestas de carácter cívico: 6 de diciembre.
  • Fiestas de carácter cívico y religiosos de las Comunidades Autónomas y de las entidades locales.

¿Cuándo se empieza a contar el plazo?

Los plazos se empiezan a contar a partir del día siguiente al que se recibe la notificación o publicación del acto, o desde el día siguiente a aquel en que se produzcan la estimación o desestimación por silencio.

¿Cómo se computan?

El cómputo de plazos en la tramitación de procedimientos administrativos varía en función de si el plazo está expresado en días, meses o años:

  1. Días: el primer paso es cerciorarse de que el plazo se computa bien por días hábiles o naturales. En general, si no se especifica, serán días hábiles. En este caso, habrá que excluir del cómputo los domingos y los derechos festivos. En el caso en que se computaran los días naturales, contarían todos los días.

  2. Meses y años: generalmente, los plazos por meses y años se consideran naturales, sin descontar los inhábiles. No obstante, existen una serie de matices a tener en cuenta:

  • Si en el mes de vencimiento no hubiera día equivalente, el plazo expirará el último día del mes.
  • Cuando el último día del plazo sea inhábil, se prorrogará al primer día hábil siguiente.
  • Cuando un día fuese hábil en el municipio donde reside el interesado e inhábil en la sede del órgano administrativo o viceversa, se considerará inhábil en todo caso.

¿Cómo contar los plazos de una notificación electrónica?

¿Cuándo surte efecto una notificación electrónica?

Los efectos de la notificación se producen en el momento del acceso al contenido del acto notificado. En el caso de no efectuarse el acceso, la notificación se producirá transcurridos 10 días naturales desde su puesta a disposición en dicha dirección electrónica. Transcurrido el plazo indicado, la notificación se entiende practicada y así constará en el buzón electrónico.

¿Desde cuándo empieza a contar el plazo?

El plazo empieza a contar a partir del día siguiente de su puesta a disposición. Por ejemplo, las notificaciones que se pongan a disposición el día 1 y no hayan sido recogidas, se entenderán notificadas automáticamente diez días naturales después, es decir, el día 12.

Espero que este post os haya ayudado de cara a saber cuál es el último día disponible que tenemos para hacer frente a nuestras presentaciones tributarias.

    COMPARTIR TWITTEAR

    2 comentarios

    ¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs