Conceptos, Emprendedores, Empresas »

¿Qué es el activo de una empresa?

Adrián Izquierdo Rodríguez

Empezamos una serie de artículos que tendrá como su principal finalidad el asesorar a los nuevos pequeños empresarios, autónomos y emprendedores que no posean conocimientos económicos, para facilitar su nueva andadura en el mundo empresarial. En este primer artículo hablaremos sobre qué es el activo de una empresa.

Por extensión se denomina el activo como todo aquello que posee una empresa, aunque personalmente prefiero denominarlo como todo aquello en lo que invierte una empresa. Un ejemplo de activo podrían ser las existencias, el dinero que tengamos en el banco o los ordenadores que utilizan los trabajadores.

Si queréis una definición más elaborada, según el Marco Conceptual General de Contabilidad español:

Los activos son los bienes, derechos y otros recursos controlados económicamente por la empresa, resultantes de sucesos pasados de los que se espera obtener beneficios o rendimientos económicos en el futuro.

Dentro del activo encontramos dos grupos: el activo corriente y el activo no corriente.

El activo corriente es aquel que permanece durante un periodo de tiempo inferior a un ejercicio económico en el balance de la empresa. Las existencias o la tesorería son algunos ejemplos de activo corriente ya que son partidas que experimentan numerosos movmientos a lo largo del año.

Contrariamente, el activo no corriente es aquel que permanece durante un periodo de tiempo superior a un ejercicio económico en el balance de la empresa. El típico ejemplo son las instalaciones de la empresa, los ordenadores, el mobiliario, etc.

Entendemos como ejercicio económico un año de actividad empresarial, normalmente el ejercicio económico coincide con el año natural, es decir, tiene su inicio en el mes de enero y finaliza en el mes de diciembre. No obstante, en algunas empresas no es así necesariamente, pensemos por ejemplo en los clubes de fútbol, cuyo inicio de ejercicio económico es en el mes de septiembre y finalizan en el mes de agosto.

La suma del activo corriente y el no corriente da como resultado el activo total de la empresa. Seguidamente podemos encontrar las diferentes partidas de las que se compone el activo, el orden por el que figuran tanto en el listado a continuación, como en el balance, es de menor a mayor liquidez.

ACTIVO

A) Activo No Corriente

I. Inmovilizado Intangible.

II. Inmovilizado Material.

III Inversiones Inmobiliarias.

IV Inversiones en empresas del grupo y asociadas a largo plazo.

V. Inversiones financieras a largo plazo.

VI. Activos por impuesto diferidos.

B) Activo Corriente

I. Activos no corrientes mantenidos para la venta.

II. Existencias.

III. Deudores comerciales y otras cuentas a cobrar.

IV. Inversiones en empresas del grupo y asociadas a corto plazo.

V. Inversiones financieras a corto plazo.

VI. Periodificaciones a corto plazo

VII. Efectivo y otros activos líquidos equivalentes.

Para terminar, una pequeña reflexión sobre las proporciones entre activo corriente y activo no corriente. La situación de una empresa no tiene porqué ser mejor o peor en función de si tiene más activo corriente y menos no corriente o viceversa. Las proporciones entre los diferentes activos dependen mucho de la tipologia de empresa y del sector en el que opera.

En el siguiente artículo explicaremos la contrapartida del activo; el patrimonio neto y el pasivo. Espero que el artículo de hoy os haya sito de utilidad para todos aquellos que os estáis iniciando en el mundo empresarial. Si teneís cualquier duda, consulta o sugerencia; no dudéis en poneros en contacto mediante los comentarios, estaremos encantados de ayudarles.