Ahorro »

Cómo sacar partido de los seguros gratuitos de las tarjetas de débito

Cristina Torres

Probablemente en muchos casos, los seguros que tiene contratados una economía doméstica estándar sean muchos más de los que se necesitan. De hecho, hay coberturas duplicadas por las que responderá tan solo una de las dos compañías, pese a que hayamos abonado la prima en dos entes diversos, ya que consideran el daño o perjuicio como uno solo. Por eso a veces es interesante conocer aquellos seguros que se asocian a productos bancarios y que son totalmente gratuitos para sacarles el máximo partido.

Como casi todos tenemos una tarjeta de débito que asocia en la mayoría de las entidades varios seguros hoy hablamos del tema para aquellos usuarios que todavía no están sacando partido de ellos. En muchos casos, las coberturas que se cubren están asociadas a los viajes, con lo que utilizar esa tarjeta para pagar los billetes y los hoteles resulta particularmente interesante, ya que en caso de imprevisto podremos contar con la cobertura que nos ofrecen sin coste alguno.

Para saber lo que cubre una determinada tarjeta de débito al utilizarla para pagar un viaje hay que acercarse a la oficina bancaria concreta, o en su defecto, hacerse con el contrato inicial en el que se recogen todos los puntos que estarían cubiertos. Por lo general, se suelen asociar coberturas de cancelaciones de vuelo y gastos derivados, de pérdida de la reserva por causas ajenas al cliente, o de sustitución del medio de transporte elegido en caso de avería. También se ofrecen coberturas sanitarias en caso de enfermedad, accidente o muerte en el destino elegido.

Tampoco está de más conocer los seguros por pérdida o robo asociados a las tarjetas de débito. Con ellos nos aseguramos en prevenir un uso fraudulento en caso de que nos la quiten, o que se hagan con nuestros datos a través de medios electrónicos. También cubren en ocasiones robos en cajeros. Aunque las coberturas varían considerablemente de una entidad a otra, con lo que puedes te encuentres algunas no mencionadas en tu caso, o con menos de las que te hemos comentado. Sea como sea, son gratuitos y vale la pena conocerlos a fondo.

Imagen: rahego