Emprendedores »

Como crear una empresa siguiendo un plan de marketing

Gonzalo Royo

En este clima económico de crisis, somos muchos los que optamos por emprender y poner en marcha una idea de negocio que nos ronda en la cabeza. Para ello, nada mejor que tener una idea clara desde el punto de vista del marketing.

Siguiendo unos sencillos pasos, podríamos estudiar, analizar y más tarde llegar a una conclusión sobre si la idea que tenemos podría ser exitosa o no. El plan de marketing que proponemos, puede ocuparnos 3 páginas, aunque también existen otras vías mas extensas para analizar estas ideas.

Dividiremos en cinco partes nuestro plan de marketing, es importante tener en cuenta que debemos escribir en un lenguaje de negocios, evitando dar un lenguaje literario o coloquial. Así quedaría organizado:

  1. Descripción de la idea de negocio en tres líneas (en qué negocio se está): Esto es una forma concisa y clara de resumir que tenemos en mente.

  2. Los principios, la cultura: Hoy día, cada negocio tiene su propía cultura y forma de actuar de cara al cliente, una manera de diferenciarse del resto y además de personalizar el negocio en cuestión.

  3. Análisis DAFO: es una metodología de estudio de la situación de una empresa o un proyecto, analizando sus características internas (Debilidades y Fortalezas) y su situación externa (Amenazas y Oportunidades) en una matriz cuadrada.

  4. Modelo de negocio: Es una fórmula matemática para explicar como crear valor para la empresa. Por ejemplo, si estamos pensando en crear una tienda nueva, podríamos plantear la siguiente fórmula:

MCV = (Loc + Sur + Pre + Mer + Pro + Per) x DefNeg X GesCam x Factor “Wow!”

Loc = Localización

Sur = Surtido

Pre = Precios

Mer = Merchandising

Pro = Procesos

Per = Personas

DefNeg = Definición del negocio

GesCam = Gestión del cambio

El quinto y último paso sería el Plan de marketing final: Dividimos en recuadros el plan final, primeramente plantearíamos a que mercado está dirigido nuestro nuevo negocio. Diferencia entre la visión (como quiero que me vean, me consideren y me “nombren” a largo plazo), y la misión (que es lo que tengo que hacer para conseguir la visión a corto plazo). Las estrategias y los objetivos. Los planes y los recursos.

Finalmente, con este plan de marketing, podremos apoyarnos en datos numéricos y estadísticos para hacer unos presupuestos y llegar a prever que el negocio tendría beneficios. De ser así, podríamos dar vía libre a la puesta en marcha del negocio, evitando así fracasar por falta de previsión en los planes.