¿Qué son los contratos de larga duración? ¿Y las franquicias?

¿Qué son los contratos de larga duración? ¿Y las franquicias?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Coffee Shop

Los acuerdos contractuales, se llevan a cabo mediante diversas modalidades de contratos que no implican intercambio de acciones ni la inversión en el capital. No todos los tipos de acuerdos representan siempre una forma de colaboración o cooperación sino una forma de operar en el mercado. Vamos a estudiar dos tipos de contrato muy característicos, el contrato de larga duración sobre actividades concretas y las franquicias.

Contratos de larga duración sobre actividades concretas

La forma más simple de cooperación. Dos empresas desarrollan a largo plazo, actividades específicas de forma conjunta. Dan lugar a una relación continuada que pueden abarcar un amplio abanico de actividades. Por ejemplo, la adquisición de materias primas. Suele establecerse entre dos socios, centrados en una actividad muy específica, y predominan las relaciones de complementariedad.

Franquicia

La franquiciadora cede a la franquiciada el derecho a la comercialización de ciertos productos o servicios dentro de un ámbito geográfico determinado y bajo ciertas condiciones a cambio de una compensación económica. Comprende los siguientes elementos:

  • El franquiciador aporta unos derechos de comercialización, suele incluir una marca de producto, un nombre comercial y una presentación y diseño del establecimiento del franquiciado. Deberá aportar know-how, experiencia en el negocio y asistencia técnica y comercial.

  • El franquiciado es el propietario del negocio y quien realiza las inversiones necesarias. Deberá pagar un derecho de entrada en el negocio y unas cantidades periódicas según el volumen de ventas y/o la asistencia técnica y comercial.

Existen múltiples tipos. En general podemos distinguir 3 tipos de franquicias:

  • La franquicia de distribución, el franquiciador cede los derechos de comercialización de productos manufacturados fabricados por él mismo o por terceros

  • La franquicia de servicios, lo que se cede es una idea de servicio y una forma de prestarlo junto con la marca, el prestigio del franquiciador y su know-how y experiencia

  • La franquicia industrial, viene a ser una mezcla de los contratos de licencia y franquicia puesto que se ceden los derechos tanto para fabricar como para comercializar

Las ventajas desde el punto de vista del franquiciador, es que se dispone rápidamente de una red de distribución de los productos propios, sin asumir el riesgo de realizar cuantiosas inversiones. A cambio, se renuncia a una capacidad de control total sobre las actividades de distribución de la empresa. Desde el punto de vista del franquiciado, se consigue acceder a las ventajas competitivas del franquiciador mediante la disponibilidad de una marca comercial. Obtiene apoyo constante del franquiciador para gestionar el negocio y resolver los problemas, se reduce el riesgo de la inversión.

Como inconvenientes la excesiva dependencia del franquiciador. Los posibles problemas del franquiciador en términos de pérdida de imagen de marca, mala gestión… El precio que se debe pagar por la franquicia no siempre compensa las expectativas.

Imagen: Juan J. Martínez

Archivado en Acuerdos contractuales, Contratos de larga duración, Franquicia
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs