Fiscalidad »

Deudas con Hacienda de los clubs de fútbol en 2014

Gonzalo Royo

Mañana es el gran día de la temporada de fútbol en Europa. Todos los ojos estarán puestos en la final de la Copa de Europa, también conocida como la Champions League. En esta final histórica que enfrentará a dos equipos madrileños nos encontramos a los dos equipos más endeudados del fútbol español (junto al F.C. Barcelona).

Y es que, si ya vimos hace meses como la deuda del fútbol español y sus clubes sigue subiendo, hoy es un buen día para explicar como están las deudas con Hacienda de los clubs de fútbol este 2014.

Primeramente, habría que puntualizar que el mundo futbolístico no es nada transparente con su economía. Como ejemplos prácticos, tenemos al Atlético de Madrid, que con la dirección de la familia Gil inmersa en varios casos de corrupción o el expresidente del Sevilla F.C., Jose María del Nido, que recientemente ingresó en prisión por una de sus múltiples estafas.

Desde la visión de que las directivas manejan los clubs a su antojo y sin mostrar sus cuentas, siempre es complicado llegar a los datos exactos que arrojan la cuenta de pérdidas y ganancias de cada entidad de fútbol.

La burbuja del fútbol español llevaba unos años creciendo y creciendo, y podría llegar a un punto en el que explotase por algún lado. No se debían permitir cifras como las que se produjeron durante 2011 y 2012: la deuda acumulada de los equipos de Primera División ascendió a casi cuatro mil millones de euros, mientras que los ingresos no llegaron ni a los dos mil.

Deudas con Hacienda de los clubs en 2014

Hace un año, informábamos desde Capitalibre que la supuesta deuda a Hacienda ascendía a 690 millones de euros, aunque como desglosamos a continuación, se demuestra que esa cifra no era del todo cierta.

El Real Madrid y Barcelona son los conjuntos más endeudados, con una cantidad en torno a los 900 millones de euros. Les siguen equipos como el Valencia o el Atlético de Madrid. Los colchoneros han reconocido una deuda de 549 millones de euros, mientras que el Valencia tiene unas cifras pendientes de pago entorno a los 380 millones de euros. El montante total de la deuda de los equipos españoles profesionales, exceptuando Real Madrid y Barcelona, es de unos 3.600 millones de euros. Muy lejos de las cifras que se habían anunciado anteriormente.

La propia Hacienda se negaba a revelar las deudas de Madrid y Barcelona ”habida cuenta del reducido número de clubes que no tienen la consideración de Sociedad Anónima Deportiva, se podría vulnerar la confidencialidad que impone el ordenamiento jurídico, al permitir la identificación indirecta de la deuda de algún club en concreto”.

El pasado verano, el portavoz socialista de Deportes en el Congreso, ofreció una lista en relación de los clubes más endeudados excluyendo al Real Madrid y Barcelona a 4 de julio de 2013:

  1. Atlético de Madrid: 549 millones de euros

  2. Valencia: 381,9 millones de euros

  3. Villarreal: 267,4 millones de euros

  4. Espanyol: 187,8 millones de euros

  5. Zaragoza: 152,4 millones de euros

  6. Sevilla: 101,2 millones de euros

  7. Deportivo de la Coruña: 99,7 millones de euros

  8. Levante: 98,4 millones de euros

  9. Mallorca: 85,2 millones de euros

  10. Athletic: 79,3 millones de euros

  11. Racing de Santander: 74,8 millones de euros

  12. Osasuna: 68,9 millones de euros

  13. Real Sociedad: 58,8 millones de euros

  14. Hércules: 46,3 millones de euros

  15. Getafe: 46,2 millones de euros

  16. Málaga: 37,5 millones de euros

  17. Sporting: 32 millones de euros

  18. Almería: 30,1 millones de euros

Justamente, quitando a estos dos grandes equipos, los demás se han apretado el cinturón y hemos podido ver como en esta temporada de fútbol 2013/2014 todos los equipos han tenido que vender a sus futbolistas estrella, para ir saldando y aliviando la deuda, tras las presiones de la UEFA, la organización deportiva de Europa que coordina el fútbol.

La propia UEFA, castigó sin jugar competición europea a Málaga y Rayo Vallecano este mismo verano por no tener sus cuentas económicas saneadas. Este tipo de acciones, cada vez más habituales, están creando una conciencia en los equipos, que cada vez más cuidan y sanean sus presupuestos.

Quizás en el futuro cercano, estas deudas se reduzcan, ya que se les está imponiendo reglas estrictas y nuevos límites a los equipos de fútbol para que no vuelvan a caer en deudas tan abultadas.

Imagen: Laureà