Ahorro »

¿Merece la pena unificar los servicios de telefonía e internet en un mismo proveedor?

Adrián Izquierdo Rodríguez

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), actualmente ya integrada dentro de la CNMV, ha estudiado las ofertas que lanzan las principales operadoras para comprabar que resultan realmente rentables para los consumidores. Desde finales del año 2012 hasta la actualidad, todas las compañías telefónicas han modificado sus ofertas con el objetivo de atraer nuevos clientes.

Para realizar el estudio, la CMT ha recogido los datos correspondientes al tercer trimestre de 2012, cuando aún no habían salido al mercado las ofertas convergentes de fijo y móvil. Según el informe, casi un 40 por ciento de los hogares españoles tenían contratadas todas sus líneas de teléfono fijo y móvil con la misma compañía y además con la intención de unificar también las facturas de telecomunicaciones en un mismo proveedor.

Este efecto, conocido como efecto arrastre, ha sido la tónica que hemos ido viendo en las ofertas unificadas que las operadoras han sacado al mercado recientemente. La idea es añadir el servicio de internet o telecomunicaciones a los servicios de telefono fijo y móvil ya contratados. Según el informe de la CMT, en el tercer trimestre de 2012, el coste medio por hogar en telefonía (una línea fija, dos líneas de móviles y la banda hancha fija) era de 63,40 euros. En cambio, el coste medio por hogar en los que se habían unificado los mismos servicios disminuía a un máximo de 4,60 euros al mes, una cifra muy baja por lo que la CMT concluye que el cambio de operador se realizar por motivos distintos al ahorro.

Más adelante, a finales de 2013 resurgió el anteriormente citado efecto arrastre con la llegada de las nuevas promociones unificadas. A día de hoy, el usuario final pasaría de ahorrar los 4,60 euros mensuales a un promedio de 28 euros gracias a las nuevas tarifas. Está por ver aún cuál será el impacto real de las tarifas sobre el gasto de los consumidores.

Finalmente, la CMT concluye en cuatro puntos los motivos por los que merece la pena unificar los servicios de telefonía e internet en un mismo proveedor:

1. La existencia de descuentos cruzados entre los dos servicios.

2. Una mayor comodidad al tener contratados todos los servicios con la misma compañía.

3. La existencia de hábitos a la hora de escoger un operador determinado.

4. La transferencia de reputación del operador en un sector determinado hacia otro servicio.

Personalmente, recomiendo unificar los servicios de telefonía e internet ya que, en la mayoría de los casos, es más rentable y siempre es lo más práctico.

Imagen: mroach