Fiscalidad »

Medidas antifraude: identificación de todas las cuentas bancarias

Cristina Torres

Las que se suponían iban a ser medidas para luchar contra el fraude que invade las cuentas públicas se van a convertir con el nuevo decreto en medidas que atentan contra cualquier forma de privacidad bancaria ciudadana. Ahora, los bancos, estarán obligados a identificar a todos los propietarios de cuentas corrientes. La nueva norma se basa en la introducción del nuevo artículo 37 del “Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de aplicación de los tributos, aprobado por el Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio“.

Aunque el texto resulta bastante engorroso, lo cierto es que se ha utilizado una muy aclamada medida antifraude como un mero instrumento de control ciudadano. De hecho, en la normativa se especifica que los bancos deberán proceder a “la identificación completa de las cuentas y el nombre y apellidos o razón social o denominación completa y, en su caso, número de identificación fiscal o análogo”. Esto viene siendo que Hacienda tendrá el derecho de conocer todos nuestros saldos, entradas y salidas; y los bancos el deber de pasarle estos datos.

Aún pese a todo, en esta nueva reforma de las medidas antifraude que añaden desde el ministerio de Hacienda se contempla que hay ciertas excepciones que no se atienen a la regla. Es decir, que habrá contribuyentes que no vean como la Agencia Tributaria tiene en su poder todos los datos de los ingresos que entran y salen de las cuentas. Estos serían:

Es decir, que a partir de ya, Hacienda sabrá uno a uno nuestros movimientos bancarios. La norma ha generado bastante crítica en el mundo político y económico. Sobre todo porque los paraísos fiscales, y las herramientas de evasión típica se quedan fuera de ella, como si fueran las menos irrelevantes.

Imagen: Arte Sonado