Actualidad »

En España cuesta un 78,6% más que en Europa sacar dinero de los cajeros

Gonzalo Royo

Las comisiones que pagan los españoles por sacar dinero de los cajeros automáticos de las entidades bancarias, salvo que lo hagan en dispensadores de su propio banco, asciende a 2,5 euros, un 78,6% más que los 1,4 euros que se abonan de media en Europa, según un estudio del portal web kelisto.

Tras España se sitúa Alemania (donde se pagan 2,2 euros de media), Italia (1,95 euros) y Francia (1 euro). En Reino Unido, Holanda y Suecia, los bancos no cobran ninguna comisión a sus clientes por sacar dinero en cualquier cajero del territorio nacional.

Esta consultora afirma que sus fuentes de información son los datos del Banco de España. El Portal del Cliente Bancario de este organismo, las redes de cajeros ServiRed, 4b y EURO6000, los folletos informativos sobre tarifas de servicios de CaixaBank, BBVA, Santander, Bankia, Banco Sabadell, Banco Popular, Unicaja Banco, KutxaBank, Ibercaja y Bankinter, así como Tecnocom (2013), con la colaboración de Afi.

España también está entre los países más caros de la UE para las comisiones aplicadas en operaciones de retirada en cajeros de otras redes. En concreto, ocupa el segundo lugar (con 3,61 euros de comisión mínima), tras Alemania, donde se cobran 4,4 euros de comisión fija.

El portal Kelisto señala que las comisiones en España podrían llegar a ser superiores a las que aplican las entidades germanas. Mientras que los 3,61 euros aplicados en España son un mínimo a partir del cual se fija el porcentaje final que pagará el consumidor, las comisiones que se cobran en Alemania son un importe fijo. Los bancos de Francia (con 1 euro por extracción) e Italia (1,95 euros) aplican comisiones fijas mucho más bajas que las de España o Alemania.

Además, el informe destaca que España figura entre los países con mayor probabilidad de sacar dinero del cajero pagando una comisión (un 50%, el equivalente de 450 millones de operaciones al año), junto con Francia e Italia. En Alemania, la probabilidad se reduce hasta el 20% y en Reino Unido, Holanda y Suecia se sitúa en el 0%, ya que no se cobra por extraer efectivo en ningún cajero en territorio nacional.

Según esta consultora, las principales desventajas que sufre el cliente bancario se derivan de la complejidad del sistema de comisiones, un rasgo singular de España respecto al resto de países analizados, así como la información que divulgan las entidades que hablan de comisiones máximas frente a los restantes seis países analizados, que informan sobre comisiones efectivamente aplicadas.

Para aclarar este panorama, la consultora aboga por el establecimiento de una cuota anual, que refleje la parte alícuota de los gastos reales que la entidad asume por prestar el servicio, actualizándose con carácter anual en función del IPC. También cree que deberían fijarse comisiones cero por retirada de efectivo en cajeros del territorio nacional.

Por último, reclama un desarrollo legislativo del sistema de comisiones en línea con los avances de los últimos años en la legislación financiera de transparencia en crédito al consumo y los préstamos hipotecarios. También pide una labor de supervisión y seguimiento efectivo, así como crear un comité tripartito, en el que la administración, el sector financiero y los consumidores realizaran la labor de seguimiento y supervisión.