Actualidad »

Las tasas del transporte en Europa preocupan a los camioneros

Cristina Torres

España ha crecido económicamente en el último trimestre. Gran parte de ese crecimiento se debe a las exportaciones que hacemos a los muchos países con los que tenemos convenios. Sin embargo, en el caso de Europa, las cosas no parecen estar pintando excesivamente bien, y la gran preocupación es ahora la nueva tasa del transporte que se va a aplicar en muchos de los países a los que enviamos bienes. Se trata de un incremento del pago por utilizar las carreteras de la red de los diferentes países, y que nos afecta mucho en el caso francés, ya que el 95% de las exportaciones utilizan esa vía para acceder tanto a Francia como al resto de países europeos, y solo el 5% de las de la zona euro se quedan por Portugal.

El incremento de las tarifas del transporte terrestre en Francia. Según los cálculos estimados, la nueva medida añadirá unos 200 euros al coste de atravesar el país. Ese dinero va a repercutir sobre la mercancía, y si tomamos en consideración que esas mercancías son casi siempre víveres en los cuales el margen de ganancia es reducido, dejarían a España con un menor poder de competitividad frente a la producción de otros países.

Pero no solamente los camioneros deben preocuparse de la nueva tasa francesa. A ésta hay que sumarle las del resto de países, que por ejemplo se cobran en el caso alemán, en el austríaco, en el Benelux, y también en otros países periféricos como Bulgaria. Todos esos costes ya se asumían, pero con la producción por las nubes por el veto ruso, y la decisión de Francia para recaudar dinero de subir la suya, no son buenos tiempos para la agricultura de exportación española.

Si a todo esto sumamos que España utiliza mucho más las carreteras para transportar sus mercancías, que cualquier otro país, dónde el tren y el barco son opciones más destacadas, parece que será un nuevo y duro golpe a nuestra economía.

Imagen: order_242