Empresas »

Quita del 50% para las autopistas en concurso de acreedores

Cristina Torres

El ministerio de Fomento sigue dando vuelta a la idea de las autopistas que han ya convocado concurso de acreedores y algunas de las cuales se encuentran en quiebra. La promesa de que no nos costase nada a los ciudadanos es todavía una de esas ansias que puede que no vayan a poder convertirse en la realidad que palpemos en los próximos años. Aunque de momento, parece que la ministra pone todo el énfasis y ha ofrecido a las operadoras el rescate por parte del Estado siempre y cuando acepten una quita del 50%.

En caso de que el plan de Pastor saliese bien, el nuevo panorama de las autopistas españolas que pasan por dificultades o que se encuentran en quiebra técnica pasaría a ser propiedad del Estado bajo una administración única en una empresa nacional pública que contrataría luego a quién le sacase provecho para que éstas continúen siendo de pago, y esos pagos sirvan para el pago de su deuda sin tener que adelantar ningún dinero por parte de las arcas públicas.

Si esa quita del 50% en la deuda llegase a ser aceptada, lo que haría el ministerio de Fomento sería asumirla convertida en bonos del Estado a 30 años. Así, según Pastor, no tendríamos que pagar nada y se le ahorraría al ciudadano tener que acudir a su bolsillo para rescatar a las autopistas. Lo que se les olvida mencionar, y es ahí en dónde está la clave es que si seguimos pagando las autopistas durante años, cambiando los plazos previstos en su construcción, estaremos efectivamente pagando ese rescate. E incluso lo pagaremos más caro de lo que de verdad nos va a costar.

Así que puede que el plan salga bien. Y que esa unión de todas las autopistas en una sola empresa acabe por ahorrarnos un rescate puro y duro. Pero al final, el dinero, sale siempre del mismo saco.

Imagen: M.Peinado