Internacional »

España con problemas por el parón económico de Alemania y Francia

Cristina Torres

Aunque se supone que la economía española liderará el crecimiento en Europa, tras mucho tiempo siendo uno de los socios que más decrecíamos, parece que las cosas podrían acabar torciéndose en medio del camino, al menos a la vista de los últimos acontecimientos, del revuelto en Grecia, y del estancamiento económico en toda la zona euro. Y precisamente que ese estancamiento se produzca en países como Alemania o Francia, nos afecta, y mucho.

Si bien parecía fácil en un primer momento que España lograse crecer por tener unos salarios que se han moderado de manera importante y unas mejoras en competitividad que se han dado en varios sectores, ahora el parón económico de estos dos grandes socios, junto con Italia, hace que la demanda de bienes y servicios que ellos requieren caiga. Y en nuestro caso, la economía se iba a recuperar en gran parte por las exportaciones, ya que el mercado español interno continúa estando muy débil.

Si tomamos en cuenta el mes de agosto como referente, las exportaciones al resto del mundo han caído un 5,2%. Esta cifra, aunque podría estar moderada por otros factores, es propia de una economía mundial realmente débil a la que le hacen falta estímulos para crecer. Y si internamente no los tenemos, y en el exterior tampoco mejoran las cosas, puede que nuestras previsiones de crecimiento económico en España no hayan sido fieles a la realidad de lo que está por venir.

Pero si nos centramos en las exportaciones que enviamos a Francia, que es nuestro principal cliente dentro de la Unión Europea, el porcentaje de caída alcanza el 11,2% en ese mismo mes de verano. Y en este caso, no parece que haya explicaciones más factibles que la de la recesión en la que podrían entrar los galos, o como poco, el estancamiento de su economía y la petición ya formal de apostar al estímulo y no a la austeridad.

Imagen: Chad Miller