Actualidad »

Planes de Pensiones, recta final para el ahorro fiscal

David Pazos Carballal

Como todos los años, al terminar el año, nos hartamos de ver agresivas ofertas de captación de planes de pensiones, todo tiene su lógica en el sentido de que en estos últimos meses del año ya podemos hacer las cuentas de aproximadamente cuanto nos tocará pagar a hacienda, y quizá una aportación a un plan de pensiones, puede ayudarnos a reducir nuestra factura con el fisco.

Este año, esta campaña se torna todavía más especial, puesto que a partir de 2015, se limitarán las aportaciones a 8.000 euros para todos los partícipes. Actualmente la legislación, permitía reducirse una aportación de la menor de las siguientes cuantías:

Ante esta situación, las entidades financieras se lanzan de forma canibal al ahorrador, intentando buscar traspasos o aportaciones a los fondos de pensiones que a ellos les interesa. Para ello generalmente utilizan la estrategia del regalo, tanto en metálico como en especie. Algunos ejemplos de ello son:

La reflexión que debemos hacer, primero es:

En el caso de que fiscalmente nos convenga hacer aportaciones a los planes de pensiones, debemos valorar qué tipo de plan nos interesa es muy importante saber escoger en función de nuestro horizonte de jubilación el plan de pensiones más adecuado, la norma básica es que si nos quedan más de 15 años para la jubilación nuestro plan contenga mayor porcentaje de renta variable, y el porcentaje de esta se reduzca al acercarnos a nuestra edad de jubilación.

Una vez, tengamos clara la tipología de plan que nos conviene, debemos leer bien la letra pequeña, por ejemplo hay planes garantizados que exigen una permanencia, y nos aplican fuertes comisiones si no la cumplimos, etc.

Por último algunas cuestiones que no debemos olvidar son:

Valora bien tus aportaciones a los planes de pensiones, y piensa que es probable que los regalos que te ofrecen los acabes pagando con creces.