Economía familiar »

Pensiones y salarios recuperan poder adquisitivo por el IPC

Cristina Torres

Aunque la subida de las pensiones es de apenas el 0,25% y el salario mínimo haya visto solo una revalorización del 0,5%, lo cierto es que ambas cosas sumarán un mayor poder adquisitivo del que se ha publicado, debido precisamente a la situación actual del IPC, y a que la inflación se encuentra en tasas negativas históricas, en parte por la bajada de los carburantes y de otros servicios y productos; en parte, por el escaso consumo de la crisis.

En la actualidad, el próximo año 2015 comenzará con bajadas de impuestos que se notarán en la nómina y que al final del período deberían revertir en un ahorro importante de dinero para la mayor parte de los contribuyentes. Sin embargo, es desde ya que vamos a notar esa recuperación del poder adquisitivo que se calcula en un 1,3%. Aunque en realidad cobremos tan solo un 0,25% más en el caso de los pensionistas, un 0,5% más en el caso de quién tiene salario mínimo, o incluso sin aumento en las empresas trabajando por iguales cantidades que en el año anterior, ese mismo capital nos rendirá un poco más.

Aunque la noticia de la mejora del poder adquisitivo familiar es siempre positiva, al estar asociada a la inflación nos encontramos con algunos problemas en ella. De hecho, el fantasma de la deflación que no es nada positivo para la economía, continúa amenazando y podría traer problemas en los próximos meses, sobre todo, si el consumo no aumenta de manera importante. La reacción del consumidor de seguir esperando que los precios caigan aún más puede suponer que los beneficios empresariales y comerciales se reduzcan y que por lo tanto no se den las cifras de crecimiento esperadas. Sin embargo, por el hecho de que la inflación está bajo mínimos en prácticamente toda Europa, y lleva así ya unos cuantos meses, se espera que no incida de forma brusca en el mercado.

Imagen: Martin Fisch