Fiscalidad »

Hacienda se centra en el pequeño fraude por falta de medios

Cristina Torres

Aunque estamos viendo grandes casos públicos de fraude fiscal que salen a la luz en nuestros juzgados, y que precisamente por encontrarnos en un año electoral con muchas convocatorias son más que nunca noticia, no parece que la Agencia Tributaria haya cambiado demasiado su agenda de trabajo y el modo en el que actúa ante los contribuyentes en busca del fraude fiscal. Eso es al menos lo que admiten los inspectores de Hacienda para los cuales el ente presenta una importante falta de medios y se les somete a importantes presiones para alcanzar los objetivos fijados para el período. Bajo esas condiciones, el fraude a pequeña escala es el que más se persigue.

Aún frente a admitir que el fraude de las grandes compañías es mucho mayor que ese pequeño fraude que centra los objetivos de Hacienda actualmente, las corporaciones son capaces de ingeniárselas bien para crear otras empresas o llevar a cabo complejas estructuras difíciles de detectar para demostrar el fraude. Es mucho más simple hacerlo en los autónomos o en los que trabajan por cuenta ajena. Y es sobre ellos sobre los que se basan la mayor parte de las investigaciones en materia de fraude fiscal por parte de Hacienda.

Si los ingresos españoles de la Hacienda Pública están muy por debajo de la media europea, y la Agencia Tributaria, por no tener medios y querer cumplir en el menor plazo posible los objetivos se olvida siempre de las grandes corporaciones, o las deja en un segundo plano, es muy probable que esa situación no cambie nunca. Las últimas estadísticas concluyen que el 20% de los contribuyentes son empresas medianas y grandes, pero en éstas se calcula que se genera el 80% del fraude fiscal a nivel de España ¿No sería hora de que los inspectores de Hacienda contasen con más medios y personal para hacer bien su trabajo y que los objetivos se repartiesen del mismo modo que el fraude?

Imagen: James Morris